Comunicado de la red Euromediterránea de Derechos Humanos sobre la escalada de violencia en los territorios Palestinos Ocupados/Israel

31.10.2015 15:14
La escalada de violencia en Territorios Palestinos Ocupados/Israel: Es el momento de abordar sus causas 
 
La Red Euromediterránea de Derechos Humanos-Euromed,  de la que forma parte la Federación de Asociaciones de Defensa y Promoción de los Derechos Humanos, en la última reunión del Grupo de PIP (Palestine, Israel and the Palestinians) emitió el siguiente comunicado: 
 
"La Red Euromediterránea de Derechos Humanos-Euromed, está profundamente alarmada por la escalada de la violencia, la pérdida de vidas, y las violaciones constantes del Derecho Internacional que ocurren en Israel y los Territorios Palestinos Ocupados.
 
Estos sucesos deben ser entendidos en el contexto de la opresión y la humillación cotidiana a que se enfrentan los cuatro millones de palestinos que viven bajo la ocupación, y la falta de horizonte político. La UE y sus Estados miembros deben condenar claramente todos los ataques ilegales contra civiles, el uso excesivo de la fuerza por las fuerzas de seguridad israelíes, los castigos colectivos y los incidentes de violencia protagonizados por los colonos, y tomar medidas serias para obligar a Israel a poner fin a la ocupación.
 
 
Durante las últimas semanas se ha producido una ola de ataques no coordinados, cometidos sobre todo por jóvenes palestinos contra ciudadanos israelíes. Hasta la fecha ocho israelíes han sido asesinados.
 
Desde el 1 de octubre, las fuerzas israelíes han matado a treinta palestinos, entre ellos siete niños, mientras que miles de palestinos han resultado heridos como consecuencia del uso excesivo de la fuerza por las fuerzas de seguridad israelíes en Gaza, la Franja Occidental, incluida Jerusalén Oriental, y en territorio de Israel.
 
Esta política de "disparar a matar" coincide con la decisión del gobierno de Israel (septiembre de 2015) de autorizar la intervención de francotiradores y munición real contra los manifestantes palestinos, así como la flexibilización de las reglas de combate en el trato con las personas sospechosas de atacar a civiles o miembros de las fuerzas de seguridad. Según el derecho internacional, el uso de armas de fuego es permisible sólo como un último recurso en el caso de defensa propia o la defensa de otros contra la amenaza inminente de muerte o lesiones graves.
 
Más allá del uso excesivo de la fuerza, las autoridades israelíes también han adoptado medidas destinadas a suprimir el derecho legítimo de los palestinos, incluidos los ciudadanos palestinos de Israel, de protestar contra las políticas del gobierno y ejercer su derecho a la libertad de expresión. Esto ha incluido detenciones arbitrarias, detenciones preventivas de organizadores de protestas, detención de los padres de los manifestantes y la intimidación.
 
Junto con el aumento de las demoliciones de casas punitivas y restricciones de movimientos arbitrarios en la Franja Occidental, incluida la reciente decisión de imponer un cierre en los barrios palestinos de Jerusalén Este y de revocar la residencia de los palestinos en Jerusalén acusados ​​de ataques, estas represalias equivalen a actos de castigo colectivos y supone reforzar las prácticas de la Ocupación.
 
La Red Euromediterránea de Derechos Humanos condena estos y todos los ataques ilegales contra civiles, que son injustificables en virtud del derecho internacional. Lamentablemente, lo que falta en la respuesta de la UE a las escaladas actuales ha sido la aplicación de esas normas internacionales a los civiles palestinos y un análisis de las causas fundamentales de esta escalada.
 
Otro elemento descartado en la respuesta de la UE, es que esta escalada se producen en medio de un recrudecimiento de la violencia de los colonos contra civiles palestinos, muchas veces con la protección del ejército israelí, y el fracaso de las autoridades israelíes para proteger a los palestinos de este tipo de ataques. Entre el 28 de septiembre y 4 de octubre de 2015 se han notificado 29 incidentes de violencia protagonizada por los colonos.
 
Con el fin de que la UE haga frente no sólo a los síntomas sino también las causas profundas de esta escalada de violencia la UE debe hacer un llamamiento al pleno respeto del derecho internacional y a que se garantice que todos los actores, incluidas las fuerzas de seguridad israelíes, tengan que rendir cuentas. En este sentido Euromed da la bienvenida al llamamiento de la UE a Israel para que lleve a cabo una investigación exhaustiva sobre los homicidios de palestinos a manos de las fuerzas de seguridad israelíes. La UE quiere recordar el lamentable historial de Israel en la investigación de este tipo de violaciones del derecho internacional. 
 
Es de vital importancia que la UE no sólo busque poner fin a la violencia, sino también acabar con el statu quo ilegal de la ocupación que lleva prolongándose 49 años, y que es el origen del conflicto".