17 organizaciones lanzamos un mensaje claro a los líderes del mundo: el tiempo se acaba y es preciso que se tomen medidas urgentes e inmediatas

16.09.2016 14:41

 

 

 

Madrid, 16 de septiembre de 2016

Los próximos días 19 y 20 de septiembre Naciones Unidas celebrará dos Cumbres sobre la crisis mundial de las personas migrantes y refugiadas, en un momento en el que se alcanzan los 60 millones de personas desplazadas que se han visto obligadas a huir de sus casas y países debido a los conflictos bélicos, a los desastres naturales, a las violaciones graves de los derechos humanos y al mantenimiento de niveles insoportables de miseria. En este momento, en el que no se respeta el Derecho Internacional Humanitario ni los Protocolos Adicionales a la Convención de Ginebra, es necesaria una intervención urgente de los líderes mundiales para restablecer el respeto a los derechos humanos, a la legislación internacional humanitaria y a los valores de solidaridad y justicia que habíamos soñado que ya formaban parte del patrimonio de la humanidad.

 

En este contexto la situación de las mujeres y las niñas que se ven obligadas a engrosar las filas de los desplazados es especialmente vulnerable pues se ven expuestas a la explotación y violencia sexual, al riesgo de trata, a la discriminación y a un largo etcétera. Por ello hemos suscrito, con otras muchas organizaciones, un Comunicado sobre los derechos de las mujeres y niñas migrantes y refugiados para que en las dos Cumbres los Estados se comprometan a asegurar una serie de medidas que contrarresten ese riesgo añadido al que se ven expuestas las mujeres y niñas.

Enlace