Justicia y Paz Europa: subrayando el compromiso hacia el cuidado de la Creación

03.10.2017 13:42

Declaración Final del Seminario Internacional de la Conferencia de Comisiones de Justicia y Paz de Europa del 22 al 24 en Taizé (Francia)

 

Personas delegadas de 21 Comisiones de la Conferencia de Comisiones de Justicia y Paz de Europa (Justicia y Paz Europa) se reunieron del 22 al 24 de septiembre de 2017 en su Seminario Internacional anual. El encuentro, bajo el lema "Raíces espirituales y frutos políticos: peregrinación por la justicia y la paz y el cuidado de la creación", tuvo lugar en Taizé, donde la comunidad cristiana ecuménica las acogió y apoyó tanto en sus deliberaciones como con sus oraciones.  El encuentro marcó el 50º aniversario de la creación del Consejo Pontificio de Justicia y Paz, que se ha renombrado y fusionado con otros tres Consejos Pontificios el año pasado en el Dicasterio para la Promoción del Desarrollo Humano Integral. Al finalizar el Seminario, las personas asistentes y los hermanos Taizé tuvieron una emotiva acción simbólica durante el Tiempo para la Creación. Consistió en plantar un árbol con suelos de los diferentes países europeos, afectados por problemas ambientales o acciones humanas. El Seminario Internacional concluyó finalmente con una visita a la abadía de Cluny, que fue una de las fuentes vivas del cristianismo medieval. Por lo tanto, el seminario internacional fue una ocasión para volver a las raíces espirituales de Justicia y Paz y para revitalizar su trabajo a la luz de los muchos cambios que han tenido lugar desde su creación. Las personas delegadas adoptaron la siguiente declaración final:

Al final del Seminario Internacional y a la luz de lo que hemos escuchado y reflexionado, hemos adoptado la siguiente declaración en la que exponemos nuestra visión para el trabajo futuro de nuestras Comisiones:

 

1. Renovar, reavivar y fortalecer nuestro trabajo, recordando y regresando a nuestras raíces espirituales mientras avanzamos en el servicio a nuestro mundo.

2. Trabajar conjuntamente y con la ayuda de nuestras Conferencias Episcopales hacia una mayor visibilidad y promoción de la misión de Justicia y Paz en la Iglesia.

3. Desarrollar estructuras de trabajo fructíferas con, dentro y por medio del nuevo Dicasterio para el logro del Bien Común.

4. Trabajar en diálogo con otros colectivos, incluyendo en particular a la fraternidad cristiana, para identificar, comprender y responder a los problemas, conflictos y necesidades de nuestro mundo.

5. Mayor desarrollo de las acciones hacia el cuidado de la creación a la luz de nuestra comprensión de la antropología cristiana, los principios de la Doctrina social de la Iglesia y de la encíclica Laudato Si'.

6. Desarrollar estrategias a largo plazo para nuestro trabajo, incluyendo provisión para educación y continuidad.

7. Ser el gallo en el tejado de nuestra Iglesia, de nuestras comunidades y del mundo.

 

Valoramos enormemente la conjunción de la espiritualidad, vivida durante estos días, con el trabajo de Justicia y Paz y proponemos reuniones futuras en las que ambos aspectos estén juntos, así como la realización de las actividades de nuestra red de forma ecuménica e interreligiosa.

Finalmente, queremos expresar nuestro agradecimiento por la acogida y el apoyo que hemos recibido constantemente de los hermanos y personas voluntarias de Taizé.

 

Taizé, 25 de septiembre de 2017