Nota de la Comisión General de Justicia y Paz en relación con la violencia en Gaza

14.07.2014 16:34

Con ocasión de la nueva escalada de violencia entre palestinos e israelíes, la Comisión General de Justicia y Paz de España quiere manifestar una vez más, su horror, su indignación y su profunda tristeza.

Consideramos absolutamente inaceptable y criminal la actuación de las partes implicadas en este nuevo episodio de guerra, a través del asesinato múltiple y deliberado, el bombardeo y lanzamiento de cohetes sobre población civil y el uso de ésta como escudo para perpetrar agresiones, causando o provocando conscientemente la muerte de personas inocentes, incluyendo niños y familias enteras.

 

Llamamos una vez más, y no nos cansaremos de hacerlo, a las partes enfrentadas y a todos los actores implicados para que cesen de forma inmediata e incondicional las hostilidades y dirijan todos sus esfuerzos hacia la consecución de una paz justa y duradera mediante el diálogo, el reconocimiento mutuo y el respeto de los derechos humanos de las personas y los pueblos, que son la única opción para poner fin a este largo y sangriento conflicto.

Así mismo, hacemos nuestras las palabras de la Comisión Justicia y Paz de la Asamblea de Ordinarios Católicos de Tierra Santa, que ha recordado que la única manera de salir del ciclo interminable de violencia que ha ensangrentado la tierra de Jesús es “liberarse de cualquier liderazgo que alimente el ciclo de la violencia” y apoyar a los líderes dispuestos a reconocer “que Dios ha plantado aquí tres religiones: el judaísmo, el cristianismo y el Islam, y dos pueblos, palestinos e israelíes”.

La Comunidad Internacional no puede tolerar ni resignase ante esta violencia y debería tomar todas las medidas políticas, jurídicas y diplomáticas necesarias para evitar su repetición, así como para trabajar más intensamente a favor de la paz. En este sentido, pedimos una vez más al Gobierno de España que trabaje decididamente con esta misma finalidad.

Finalmente, queremos expresar nuestra solidaridad y elevar nuestra oración a Dios ante el sufrimiento de todas las víctimas.

 

Comisión General de Justicia y Paz, Madrid 11 de julio de 2014

Descargar la nota