Nota Federación de Asociaciones de defensa y promoción de los Derechos Humanos de España

21.12.2015 14:36

Ha culminado la XXI Conferencia Internacional sobre Cambio Climático (COP21), celebrada en París entre el 30 de noviembre y 11 de diciembre de 2015. 

La Federación de Asociaciones de Defensa y Promoción de los Derechos Humanos considera oportuno hacerse eco de una de los principales iniciativas impulsadas por Naciones Unidas en 2015.

El objetivo de la Convención, fundamentalmente, se concretaba en llegar a un acuerdo suficiente para conseguir la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero e impedir que el aumento de la temperatura en el Planeta sobrepasase los 2 °C a final del siglo.

El 12 de diciembre la totalidad de los 195 países participantes llegaron a un acuerdo, el denominado Acuerdo de París sobre Cambio Climático. Los países se comprometieron a limitar el aumento de las temperaturas entre 1.5° y 2 °C en comparación con la era pre-industrial.

Este acuerdo como señala Florent Marcellesi, portavoz de EQUO en el Parlamento Europeo, en su artículo publicado sobre el tema "Es un milagro" al haber sido firmado por 195 países con intereses y visiones totalmente antagónicas, viniendo a marcar no sólo la agenda internacional sino también el imaginario social. Y, al mismo tiempo, es totalmente insuficiente para lograr el objetivo que se marca de no superar los 1.5° de aumento de la temperatura a final de siglo.

El Presidente francés Francois Hollande señaló al final de la Cumbre que estamos ante "el primer acuerdo universal en la historia las negociaciones sobre cambio climático". Efectivamente, no se había conseguido en Cumbres anteriores un acuerdo similar, especialmente la de Copenhague 2009 que también había generado importantes expectativas y que fue considerada un fracaso. 

El Acuerdo de París viene a constatar el grado la aceptación que en el ámbito científico, político y social se tiene de la gravedad del cambio climático que se configura como el principal reto de la humanidad a la hora de preservar los sistemas y ciclos naturales que sustentan la vida tal y como la conocemos.

Como dice en Teresa Rivera, directora del Instituto de Desarrollo Sostenible y Relaciones Internacionales de París y ex Secretaria de Estado para Cambio Climático, en su artículo "Siempre nos quedará París", publicado en El País, "París ha cambiado la perspectiva, de ser una amenaza o un sobrecoste, el cambio climático pasa a ser una agenda de unión y solidaridad, de oportunidades, de reto colectivo, desafiante y satisfactorio”. 

Desde la Federación, saludamos el Acuerdo y esperamos que marque las políticas públicas.