Asamblea General 2017 PICUM: La fuerza colectiva para superar los desafios

07.07.2017 11:50

Con un encuentro anual, la Asamblea General de PICUM, es el principal órgano de decisión de esta red. Alrededor de 80 miembros de PICUM se reunieron el 12 y 13 de mayo en Bruselas para definir las estrategias, movilizarse y acordar las acciones futuras de PICUM para conseguir derechos para los migrantes en situación irregular.
Durante el pasado año, la situación de los migrantes irregulares se ha vuelto más y más complicada. La sesión de dos días empezó con los miembros de PICUM compartiendo sus sentimientos y emociones encontrados por los eventos del pasado año, que iban desde la rabia y el desespero hasta la inspiración y la alegría por los cambios positivos pudieron conseguirse.
Retos y oportunidades
El primer panel juntó a representantes del Parlamento Europeo y del Consejo de Europa con expertos clave para discutir los desafíos persistentes y las oportunidades para los años venideros. Subrayando el incremento las medidas criminalizandoras contra los migrantes en situación irregular en las fronteras en toda la UE, los panelistas enfatizaron como estas medidas sobrevaloran tanto el numero de inmigrantes irregulares como el riesgo que supone la migración.
Aumento de las medidas basadas en el control y la criminalización
Hubo un consenso general en que las políticas publicas sobre migración de la UE están siendo desarrolladas con un punto de vista cada vez más limitado y sin una perspectiva democrática. Cuestiones como los requisitos del mercado laboral, los derechos en el trabajo, la inclusión social y las carencias en la legislación que empujan a los migrantes hacia la irregularidad raramente son abordadas.
A pesar de la falta de pruebas que la detención y la deportación sean efectivas para reducir la migración irregular, las recientes políticas migratorias se centran precisamente en incrementar estos medios. Mientras los estados miembros están decididos a conseguir sistema de control de fronteras marítimas hermético a pesar del alto coste en vidas humanas, la UE está llegando a una serie de acuerdos de control migratorio con países vecinos donde se ha documentado gran número de abusos, tortura e incluso asesinatos de migrantes.
Estos acuerdos hacen que se abandonen progresivamente los procesos democráticos. El Parlamento Europea ha sido excluido de decisiones sobre migración y de acuerdos bilaterales como el acuerdo UE-Turquia, que no tiene base legal, y la Corte Europea de Justicia no tiene competencia para afrontar los cuestionamientos sobre el impacto negativo en la vida de los migrantes.
El papel de la sociedad civil
Contra este retroceso, las organizaciones de la sociedad civil que asisten a migrantes tienen que enfrentarse cada vez con más frecuencia a acoso y criminalización. En el salvamento de vidas en el mar, son acusados de forma creciente de crear un ‘efecto llamada’ para los inmigrantes irregulares y de ser un apoyo para los traficantes. Con la respuesta de Europa hacia la migración presentada como una elección entre la seguridad y la humanidad, la sociedad civil se presenta cada vez más bajo una mirada de desaprobación, alejada de la realidad y hasta perniciosa.
Necesidad de una línea de seguridad
El riesgo permanente del arresto, la detención y la deportación siguen siendo una un muro clave para los migrantes en situación irregular en la necesidad de ir al médico, llevar a las niñas y niños a la escuela y denunciar la explotación y el abuso a la policía u otras autoridades.
Para abordar esta cuestión, la Comisión Europea contra el Racismo y la Intolerancia (ECRI) del Consejo de Europa ha publicado unas directrices para que los estados miembros aborden la discriminación contra los migrantes en situación irregular y garanticen su inclusión en los servicios básicos. La Recomendación Genereal de Políticas Número 16 hace un llamamiento a los gobiernos para establecer una línea de seguridad, una separación clara entre el acceso a los servicios y la justicia para los migrantes en situación irregular y el cumplimiento de la ley de extranjería.
Los miembros de PICUM comparten sus preocupaciones e iniciativas
Los miembros de PICUM tuvieron también la oportunidad de intervenir y conducir un taller de su elección con otros miembros. Además de resaltar los principales retos, los miembros compartieron múltiples ejemplos positivos de su trabajo.
Areas de inquietud

  •  Difícil acceso a vivienda de albergue y emergencia: este sigue siendo un reto para los migrantes en situación irregular en muchos países. Con el ejemplo de los Países Bajos, un grupo de miembros de PICUM debatieron los modelos existentes para ayudar a los migrantes en situación irregular a encontrar alojamiento y albergue.
  •  Discriminación de los trabajadores y las trabajadoras sexuales migrantes: Algunos miembros debatieron sobre la discriminación y criminalización que afrontan las trabajadoras y los trabajadores sexuales migrantes. Estuvieron de acuerdo en desarrollar una mayor colaboración y la construcción de relaciones con los grupos de trabajadoras y trabajadores sexuales así como compartir información sobre las vulnerabilidades específicas de este colectivo.
  •  Participación política limitada de los migrantes: Los miembros meditaron sobre cuál era la mejor manera de involucrar a los migrantes en situación irregular en los debates políticos que les conciernen. Se debatió el desarrollo de estrategias ascendentes y que conexiones con mecanismos institucionales serían necesarios para desarrollar el rol político de los migrantes para mejorar la inclusión de estos en todos los debates sobre políticas públicas que les sean relevantes.
  • Políticas cada vez más restrictivas en España: Los miembros españoles están preocupados por las políticas cada vez más restrictivas en todos los ámbitos, incluyendo la sanidad, el empleo, la educación y las posibilidades de obtener un permiso de residencia. Aún así, existen algunas prácticas prometedoras a nivel regional. Los miembros españoles decidieron trabajar sobre el empoderamiento de los migrantes en situación irregular y concienciar al público sobre todos los derechos de los migrantes, incluyendo campañas en los medios de comunicación.

Iniciativas prometedoras

  • Cuestionar la detención: En el Reino Unido, el grupo ‘Freed Voices’, incluyendo migrantes que han pasado por detención, denuncian las condiciones en detención. El proyecto ha servido como un modelo de discusión sobre como empoderar a los migrantes y pugnar por sus derechos en un entorno hostil y como trabajar conjuntamente para encontrar alternativas a la detención.
  •  Empoderar a la gente joven para la participación: Varios miembros de PICUM aspiran a atraer y empoderar a los jóvenes en situación irregular pero tienen que desviar su foco constantemente hacia las mayores barreras que suponen el día a día, incluyendo el acceso a la escolarización y a la formación profesional o incluso la lucha por la supervivencia. Los miembros informan que iniciativas como la fotografía y el vídeo han tenido muy buenos resultados en aumentar la participación de los jóvenes y consideran que se deberían utilizar también otro tipo de canales para que sus voces pudieran ser oídas.
  • Campaña para cuestionar el convenio de Dublín: El convenio de Dublín, que establece qué estado miembro de la UE es responsable de examinar una solicitud de protección internacional, ha sido frecuentemente criticado por la sociedad civil. Miembros de PICUM debatieron como esta regulación supone un riesgo de que más personas queden en situación de irregularidad y una campaña para terminar las deportaciones a países de la UE donde los derechos de los migrantes son violados con frecuencia.

Lo que podemos hacer como red: Un camino conjunto hacia delante
Mientras muchos de nuestros miembros se encuentran con cada vez más obstáculos, incluyendo hostilidad y recursos limitados, la red de colaboradores de PICUM se encuentra en constante crecimiento.
Esta creciente base de apoyos es clave para que PICUM pueda abordar de forma efectiva los retos y oportunidades que se propusieron en la Asamblea General.
➢ Promover la denuncia segura y un acceso seguro a los servicios
PICUM continuará promoviendo un principio de ‘línea de seguridad’ a través de todos los ámbitos temáticos, para asegurar que los migrantes en situación irregular pueden buscar ayuda si lo necesitan y denunciar la explotación y el abuso a las autoridades sin arriesgarse a ser detenidos.
➢ Luchar para el fin de la detención de niños y niñas y otros grupos vulnerables y explorar alternativas a la detención
Vamos a luchar de forma conjunta con nuestros socios para acabar con la detención de niños y otros grupos vulnerables. También seguiremos creando consciencia sobre las alternativas existentes a la detención y la necesidad de hacer uso de ellas.
➢ Trabajar para crear canales regulares
Establecer vías regulares y seguras para que los migrantes puedan venir y trabajar en Europa tiene que ser una prioridad para terminar dolor y sufrimiento actuales. PICUM trabajará con los socios relevantes para promover esquemas específicos para los migrantes que cumplen los requisitos laborales en sectores cruciales.
➢ Abordar la criminalización de la asistencia
Continuaremos recogiendo información y datos sobre el alcance de los cargos y las condenas por asistir a migrantes irregulares en situación de necesidad. PICUM se encarará a los responsables políticos y les enfrentará con estas realidades para poner en duda la criminalización de la asistencia.
➢ Poner en duda las narrativas discriminatorias
PICUM continuará construyendo su iniciativa ¡Las palabras importan! para encarar el lenguaje discriminatorio y concienciar del impacto discriminatorio de la terminología tienen en percepciones y actitudes. Esto incluye también colaboraciones con otros grupos que luchan para las denuncias éticas.
El encuentro de los miembros en la Asamblea General es siempre una experiencia verdaderamente inspiradora. El debate de este año nos ha mostrado una vez más la enorme fuerza colectiva que tenemos como red. Es en esta fuerza colectiva que podemos confiar para abordar los retos que se nos presenta de forma exitosa y estratégica y seguir adelante.

Elisabeth Schmidt - Hieber,PICUM Communications Officer

Fuente Picum