Preguntar a las personas lo que necesitan

02.10.2015 12:29

Mensaje de la Conferencia de Comisiones de Justicia y Paz de Europa

 

 

Este es el primer paso en la construcción de una sociedad acogedora; una sociedad que crece cuando respetamos la dignidad de todos los seres humanos. Representantes de las Comisiones de Justicia y Paz de Europa aprendieron esto a través de su contacto con los diferentes movimientos de acción social en su reunión anual celebrada en Copenhague y Malmö.

 

La Conferencia de Comisiones de Justicia y Paz de Europa celebramos nuestra Asamblea General y el Seminario Internacional en Copenhague y Malmö, del 25 al 28 de septiembre de 2015. Durante el Seminario Internacional "Modelos europeos de convivencia. Experiencias en Copenhague y Malmö", las  Comisiones de veintiún países europeos exploraron temas relacionados con los migrantes, solicitantes de asilo y la integración de los recién llegados. Este enfoque es especialmente pertinente a la luz de las crisis políticas que amenazan la vida, que han provocado que millones de personas sirias, iraquíes y eritreas huyan a Europa desde sus países de origen.

 

En Copenhague, visitamos a un representante del Parlamento danés, el Instituto Danés de Derechos Humanos, y Politikenshus, un medio de comunicación. Además, asistimos a un Panel de Discusión "Iglesia nacional danesa y personas extranjeras", donde participaron miembros de diferentes denominaciones cristianas y un imán. En Malmö visitamos el Centro Islámico de Rosengård; Ögårdsskolan, una escuela primaria musulmana;  el Instituto Santa Maria Católica, Iglesia Luterana sueca en Rosengård; Dialogforum, un proyecto del programa de lucha contra la discriminación en la ciudad de Malmö; y Yalla Trappan, una empresa social de inserción laboral, donde conocimos a gente de muchas culturas y tradiciones religiosas.

 

Curiosamente, nuestra experiencia de las situaciones danesa y sueca fue paralela a nuestras experiencias locales como comisiones nacionales de otros países europeos. De esta manera las situaciones danesas y suecas reflejan una experiencia europea de respuesta a las preguntas de las personas migrantes, solicitantes de asilo y a la integración de los recién llegados, incluyendo las personas refugiadas. Durante nuestros encuentros y diálogos con gente de Copenhague y Malmö, se hicieron evidentes tres temas: abordar temores, así como dar esperanza; liderazgo moral y un mandato de visión de largo para la sociedad.

 

El miedo era un tema común en nuestras visitas y discusiones. Este temor tenía al menos tres formas diferentes: miedo a perder la cultura y la identidad, el temor de que el estado de bienestar se derrumbara cuando un gran número de extranjeros colapsen el sistema y miedo a que los extranjeros se lleven las oportunidades de empleo de la población local. Pero también encontramos esperanza. Esta esperanza tenía la forma de proyectos de empoderamiento de mujeres, capacitación de desempleados, oportunidades de encuentro y oportunidades para el diálogo entre los diversos pueblos.

 

En nuestros debates también abordamos un segundo tema: tanto los políticos y otros líderes de opinión como los ciudadanos, las organizaciones religiosas y las ONG pueden ser voces vitales de autoridad moral y credibilidad. Se nos recordó durante los talleres que los líderes de opinión y actores sociales son contribuyentes importantes a la hora de la construcción de sociedades acogedoras o inhóspitas.

 

La construcción de sociedades acogedoras es responsabilidad de todas las organizaciones y movimiento democráticos y de derechos humanos cuyos fundamentos éticos están basados en una comprensión fundamental de todos los seres humanos como de igual valor. Los miembros de Justicia y Paz de Europa entendemos que somos responsables de la promoción de sociedades acogedoras. En su discurso ante el Congreso de Estados Unidos del 24 de septiembre 2015, el papa Francisco define una buena sociedad como una que, "... perdura cuando busca, como una vocación, satisfacer las necesidades comunes cuando estimula el crecimiento de todos sus miembros, especialmente los de aquellos que se encuentran en situaciones de mayor vulnerabilidad o riesgo".

 

Asumir la responsabilidad de cumplir con la vocación de la sociedad significa que los miembros de Justicia y Paz de Europa buscamos:

  • Ofrecer hechos concretos y perspectivas más amplias como respuesta a los temores y como un medio para hacer frente a los argumentos en contra de las sociedades acogedoras.
  • Promover una sociedad acogedora, preguntando primero aquellas personas que son vulnerables o que estén en riesgo de serlo, lo que necesitan, y servir a estas necesidades.
  • Apoyar y animar a los políticos y a los formadores de opinión con credibilidad para no hacer declaraciones ambiguas y hacer políticas anticipadas, que apoyen el desarrollo de la bienvenida en las sociedades europeas.

Justicia y Paz de Europa

Nota:

La Conferencia de Comisiones de Justicia y Paz de Europa (Justicia y Paz Europa) es una red europea, de 31 Comisiones nacionales de Justicia y Paz, que trabaja para la promoción de la justicia, la paz y el respeto a la dignidad humana. Contribuye a aumentar la conciencia de la doctrina social de la Iglesia en las sociedades e instituciones europeas.

Contacto:

secretary@juspax-europa.org
www.juspax-europa.org