Promoviendo el Desarrollo Humano Integral

04.04.2017 10:00

Congreso organizado por el Dicasterio para la Promoción del Desarrollo Humano Integral con motivo del 50° aniversario de la Carta Encíclica Populorum Progressio (PP)

3 - 4 de abril en Ciudad del Vaticano

 

Notas del 3 de abril

Sesión inaugural

Génesis y Perspectivas del Dicasterio para Promover el Desarrollo Humano Integral
H.Em.Cardenal Peter Turkson, Prefecto

En su discurso de apertura, el cardenal Turkson, prefecto del nuevo dicasterio, empezó subrayando la base antropológica del desarrollo. “La Fratenidad designa la dignidad común e igual de todos. El verdadero desarrollo debe ser universal. Hace referencia toda la persona y para todas las personas”. El desarrollo tiene también una dimensión espiritual y la Doctrina social de la Iglesia requiere una evolución en esta dirección. Los Objetivos de Desarrollo Sostenible a partir de 2015 incluyen parámetros distintos que los relacionados con el PIB y se presentan como un camino hacia la dignidad, pero se debe prestar más atención a la dimensión trascendental del desarrollo. “Sin Dios, el desarrollo se trunca”. La dimensión trascendental lleva a las personas a convertirse en protagonistas.

El desarrollo integral tiene que ser holístico y el tema central de los cuatro dicasterios fusionados ha sido la persona humana, que se mantendrá para el nuevo.

 

La visión antropológica cristiana, fundamento del concepto de desarrollo humano integral
H. Em. Cardenal Gerhard Ludwig Müller, Prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe

Todos los dicasterios son herramientas para ayudar al Papa, a la Iglesia universal y a las Iglesias particulares. Según Lumen Gentium la misión de la Iglesia es salvar al hombre, y en la línea de Gaudium et Spes, la Populorum Progressio tiene en cuenta todos los aspectos de la vida humana. Esto se puede ilustrar en referencia a las virtudes cardinales y teológicas.

Frente al riesgo de un concepto totalitario de desarrollo, el desarrollo integral rechaza una visión monocultural del mundo. Temas para el nuevo dicasterio serían las formas modernas de esclavitud, la dignidad mediante el trabajo o a través de la participación en la política y la sociedad.

 

Políticas de desarrollo para garantizar la justicia y la paz en la comunidad internacional
Dra. Romina Boarini, Asesora Senior y Coordinadora de la Iniciativa para el Crecimiento Inclusivo en la OCDE

1)    Desarrollo y Justicia: (PP, 76) las disparidades económicas ponen en peligro la paz. El desarrollo (centrado en las personas y holístico) es un motor fundamental para la paz y la justicia.
2)    Una nueva visión para el desarrollo: La OCDE inició en 2011 su proyecto "Mejores políticas para una vida mejor" con nuevas herramientas y medidas para la promoción del bienestar humano y social y el respeto de los límites ecológicos. Un enfoque de crecimiento inclusivo y fortalecimiento de la capacidad personal.
3)    Crecimiento inclusivo: Según el Coeficiente de Gini, los niveles de desigualdad de ingresos son estables en la OCDE desde hace más de 15 años, pero aumentan en las economías emergentes. La pobreza absoluta ha disminuido globalmente y la pobreza relativa también. La riqueza se ha acumulado en el 10% más rico de la sociedad. El nivel de educación de los padres determina el resultado educativo de los niños. En tales circunstancias, el crecimiento inclusivo significa permitir a la gente crear properidad y en centrarse en las personas más desfavorecidas, dar a todas las empresas la oportunidad de esforzarse (contra el fenómeno del ganador lo toma todo) y adoptar un enfoque integral y coherente desde el gobierno. Existe una profunda asimetría entre una economía mundial sin fronteras y los gobiernos y políticas nacionales.
4)    ODS: La Agenda 2030 con sus 17 objetivos y 169 metas tiene la intención de crear un mundo donde nadie está abandonado.
5)    Conclusión: El desarrollo puede catalizar la justicia y la paz. La comunidad internacional debe hacer esfuerzos significativos para que la ayuda sea más eficaz.

 

Sesión II: Alma y Cuerpo


Libertad de religión y de conciencia, un derecho humano fundamental
Dr. Gregor Puppinck, Centro Europeo de Derecho y Justicia, Estrasburgo

La libertad de conciencia y de religión es un derecho fundamental que tiene la particularidad de proteger el origen de la dignidad humana. Una tarea práctica: Considerar las nuevas persecuciones religiosas que mantienen despierto en la memoria del pueblo el recuerdo de la guerra contra la libertad religiosa.
Una consideración teórica: llevar a cabo un trabajo intelectual contra una corriente de pensamiento que quiere borrar o al menos debilitar la libertad religiosa, contra una corriente antirreligiosa en las sociedades occidentales.

Humanización del sufrimiento: contribución de la fe y de la ciencia
Rev. Paolo Martinelli, obispo auxiliar de Milán

La humanización del sufrimiento mediante la humanización del cuidado.

Consideraciones pastorales sobre el sufrimiento
Rev. Pierre D'Ornellas, Arzobispo de Rennes

"Cánto sufrimiento en el mundo". "Todos los días avanzo hacia la oscuridad." (Sal 37). Nadie puede asumir el sufrimiento del otro. La persona que sufre es un ser trascendente. El sufrimiento transfigura la persona. San Juan Pablo II nos recuerda: "La Iglesia tiene el deber de ir al encuentro de la persona que sufre". El papa Francisco está cerca de las personas que sufren. La técnica nunca podrá resolver el problema del sufrimiento. En un sentido bíblico se puede entender que el sufrimiento es una hermosa labor de creación.

Educando en la Ecología Humana
Prof. Rodrigo Guerra López, Director General del Centro de Investigación Social Avanzada, Santiago de Querétaro, México

La educación en ecología humana implica la fraternidad y recibir un nuevo estilo de vida. La familia es el lugar fundamental para educar el desarrollo integral.
 

Sesión III: Hombre – Mujer


La Familia: entre los derechos personales y las necesidades sociales
Prof. Erika Bachiochi, Universidad Visitante de St. Thomas, Minnesota, EE.UU.

Es la familia la que transmite el capital cultural y ofrece la primera experiencia de solidaridad. La declinación de la familia natural está especialmente presente entre los más débiles. El tipo de niños en familias monoparentales constituye un serio desafío para las sociedades modernas. Una tarea esencial para cada sociedad es definir un papel adecuado para los hombres.

Papel de la familia migrante en el desarrollo humano integral
Prof. Kofi Awusbo-Asrae, Universidad de Cape Coast, Ghana

 

Notas del 4 de abril

Sesión IV: El Individuo – La Sociedad


Pobreza y crecimiento de las desigualdades económicas y sociales
Dra. Sabine Alkire, Directora de la Iniciativa de Pobreza y Desarrollo Humano de Oxford

El ejercicio de escucha del Banco Mundial de hace unos años reunió extensas entrevistas de 60.000 personas de todo el mundo para comprender mejor lo que es la pobreza multidimensional. El concepto de pobreza multidimensional ha sido conceptualizado por Amartya Sen. Las vidas humanas son golpeadas y disminuidas de múltiples formas. Las personas deben ser maestras y actoras de su destino. El Índice de Pobreza Multidimensional (IPM), establecido por la Oficina de Desarrollo Humano de la ONU, enumera 10 indicadores. Según este índice, el 30% de la población mundial (1.600 millones) se puede denominar pobre. Para reducir la pobreza es necesario desarrollar políticas integradas, que también tengan en cuenta la dimensión espiritual.

Crisis de la democracia: el individualismo vs la solidaridad
Prof. Nicolás Michel, Profesor de Derecho Internacional, Suiza

Se explica la crisis de la democracia. El individualismo afecta la disposición a la solidaridad. Las perspectivas para el desarrollo integral: la comunidad civil internacional necesita más autoridad y legitimidad; las Naciones Unidas necesitan una mejor base democrática; el mundo necesita una nueva ley internacional.

Migraciones: desafío u oportunidad para la paz
H. Em. Cardenal Luis Antonio Tagle, Arzobispo de Manila y Presidente de Caritas Internationalis

Petición apasionada por una cultura del encuentro. La compasión cristiana es nutrida por el don de la esperanza que los migrantes ofrecen.

 

Audiencia con el Papa Francisco

 

Papa Francisco: El verbo integrar describe la vocación del nuevo dicasterio: integrar los diferentes pueblos en un solo mundo justo compartido; integrar todos los elementos que contribuyen al desarrollo; integrar al individuo y la comunidad para no hacer que el individuo sea una isla; integrar cuerpo y alma. Dios se dio a conocer en Jesús. Dios se convirtió en hombre para hacer al hombre un camino de salvación.

Ustedes deben continuar con paciencia y constancia.

 

Sesión V: Servir a las personas más vulnerables: testimonios


Rev. Bro Varghese Thechanath, Director del Instituto Social Montfort, Hyderabad, India: “Mi vocación como hermano religioso en una sociedad cargada de conflicto es fomentar la comunión.”

Rev. Bro. Bernard Kinvi, Director del Hospital Juan Pablo II en África Central: “En plena guerra en la República Centroafricana decidí quedarme con los enfermos y heridos, incluso a riesgo de mi vida.”

Dra. Carla Osella, Presidenta de la Associazione Italiana Zingari Oggi (AIZO) testifica sobre su trabajo con personas gitanas.

Rev. P. Andrés Fernadndez Pinzón, Coordinador Nacional de la Pastoral Penitenciaria de Colombia: "Nunca olvides servir a los que están en prisión.”

Dr. Chin-Lon Lin, Director Ejecutivo de la Misión Budista Tzu Chi de Medicina sobre su ONG que trabaja en el sector de Ayuda Internacional de Asistencia de Desastre y Ayuda Médica.
 

Donatella y Andrea de Carolis sobre su proyecto «Una famiglia por una famiglia» para familias monoparentales.


Progreso: ¿el mito del desarrollo?
Prof. Fabrice Hadjadj

Las palabras 'progreso' y 'desarrollo' aparecen en la versión latina de la encíclica como progressio. La encíclica Sollicitudo Rei Socialis (SRS) no conoce la diferencia en latín. Califica el término progressio cada vez como positivo o negativo.
En su carta apostólica Octogésima Adveniens el beato Pablo VI describe la ambigüedad del progreso: "Para un cristiano el progreso encuentra necesariamente el misterio escatológico de la muerte”. El papa Francisco argumenta en Laudato si' que la educación medioambiental debe incluir la crítica del mito moderno.

El progreso recurre a la imagen de una marcha, de un lugar a otro y de una ruptura. El desarrollo inspira más bien la idea de un crecimiento orgánico, de algo ya presente que es en germen de manera armoniosa.
Pero todo movimiento supone un tema que sigue siendo el mismo. De este modo el progreso que mantiene el sujeto aparece más conservador que el desarrollo que implica un desarrollo del tema en sí.

Para los progresistas hoy en día el progreso tecnológico parece un verdadero avance, pero no se trata de un progreso técnico. Reproducir la música en un i-pod no es igual al conocimiento de la música. Descargar un libro no significa la lectura de un libro. De hecho, el progreso técnico es una regresión técnica. Se saben hacer cada vez menos cosas.

El progreso implica la existencia de un objetivo. Sin objetivo claro, ¿cómo medir el progreso? Sin embargo, para los progresistas el progreso es inevitable y es imposible volver atrás, pero entonces ¿dónde está la libertad? Hoy nos damos cuenta de la abdicación de la política ante el progreso tecnológico. La democracia se convierte en una ilusión.

(SRS 28) describe una especie de sobre-desarrollo que es desproporcionado y que crea una cultura de desecho con una aceleración de la caducidad. En fin, se trata de un avance del objeto y no del tema. Dicho de otra manera: el abandono de los logotipos por el software y el logotipo.

El progresismo humanista que está muerto desde Auschwitz e Hiroshima se sustituye hoy por el progresismo sobre-humanista. La llamada de Pablo VI del desarrollo de cada hombre y de todos los hombres es una especie de eco del grito de Albert Camus en su discurso Nobel, que debemos evitar que el mundo se deshaga. Así, el mayor progreso hoy es ser conservador. La propuesta de la abolición del hombre sale de buenas intenciones, pero reconozcamos la permanencia del mal en el mundo sin dejar de querer hacer el bien y recordemos el misterio cristiano: la cruz participa en la gloria y el martirio no es un contratiempo.

Observaciones finales
Cardenal Peter Turkson

El título del nuevo Dicasterio para Promover el Desarrollo Humano Integral tiene una visión. La noción del Desarrollo Humano Integral necesita una mayor elaboración en teología, doctrina social y antropología cristiana.
Nuestra misión es promover esta visión como una respuesta científica y pastoral de la Santa Sede a los retos de nuestro tiempo. Nuestras tareas son la promoción de la Doctrina Social de la Iglesia, el estudio y la investigación en numerosos ámbitos así como el fomento y coordinación de iniciativas. Nuestros instrumentos son conferencias, los Días Mundiales, declaraciones e intervenciones. Dentro de la Santa Sede colaboramos con el Secretario de Estado y las academias pontificias.
 

Notas enviadas por Justicia y Paz de Europa