Un compromiso Católico con los Objetivos de Desarrollo Sostenible

27.09.2015 13:55

Declaración de la Conferencia de Comisiones de Justicia y Paz de Europa sobre la adopción de los Objetivos de Desarrollo Sostenible en la Asamblea General de la ONU en Nueva York, 25 de septiembre de 2015

1. El 25 de septiembre de 2015 fue un día especial y memorable. Este día, el papa Francisco hizo un discurso inspirador en la Asamblea General de las Naciones Unidas que adoptaba un nuevo conjunto de objetivos de desarrollo. Los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), con 169 objetivos específicos, sustituyen a los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM) adoptados por la Asamblea General de la ONU en 2000. Se estima que los ODM ayudaron a salir de la pobreza extrema a casi mil millones de personas y lograron avances significativos en otras áreas, tales como reducir considerablemente la mortalidad infantil en muchos países. Las personas participantes en la Asamblea General de la Conferencia de Comisiones de Justicia y Paz de Europa (Justicia y Paz Europa) esperamos sinceramente que estos nuevos ODS - junto al nuevo acuerdo sobre el cambio climático que se adopte en París a finales de este año - tengan un impacto aún mayor en la próxima década. Estamos muy agradecidos al Papa que valoró la adopción de los ODS como "un importante signo de esperanza" [1].

 

2. Consideramos que la presencia y el discurso del papa Francisco en Nueva York constituye un compromiso católico para contribuir en 2030 al objetivo de un "mundo libre de pobreza, hambre,  enfermedades y necesidades, donde toda la vida pueda prosperar, ... libre del miedo y la violencia, con respeto universal a los derechos humanos y a la dignidad humana" [2]. Justicia y Paz Europa apoya firmemente este compromiso. Alentará a sus organizaciones miembros y a las instituciones europeas para contribuir todo lo posible en llevar a cabo los ODS que son universales y se aplican a todos los países, ricos y pobres por igual, con la intención de ayudar en particular a los países pobres por su necesidad de contar con un apoyo especial. Justicia y Paz Europa también promoverá el concepto de desarrollo sostenible en sus tres dimensiones (económico, social y ambiental) como un paradigma estructural posible para su trabajo.

 

3. Ha sido un largo viaje para la comunidad mundial el acordar un nuevo conjunto de objetivos de desarrollo. El Grupo de Trabajo Abierto de la Asamblea General fue instrumental en el desarrollo de este nuevo marco. Se llevaron a cabo negociaciones internacionales para discutir el preámbulo, la declaración, la definición final de los objetivos y metas, los medios de ejecución y las finanzas antes de que se alcanzase un acuerdo sobre el borrador final, el 2 de agosto pasado. Justicia y Paz de Europa reconoce esto como un gran avance y se complace por lo que se ha logrado.

 

4. El Objetivo 1 sobre "poner fin a la pobreza en todas sus formas en todas partes" y el objetivo 2 de "acabar con el hambre" abren la lista de ODS. Justicia y Paz Europa elogia esta decisión. Además, desea expresar su apoyo específico al objetivo 10  de "reducir la desigualdad dentro y entre los países", a  la meta 5.c de “adoptar y fortalecer políticas sólidas para la promoción de la autonomía de la mujer" y a la meta 16.2 "para poner fin al abuso, explotación, trata y todas las formas de violencia y tortura de menores" en el pleno respeto de la" dignidad de la persona humana" [3]. También apoyamos plenamente las metas 16.5 y 16.6 que tienen como fin "reducir sustancialmente la corrupción y el soborno en todas sus formas", el "desarrollo de instituciones eficaces, responsables y transparentes en todos los niveles" y estamos en línea con la visión de un "mundo de respeto universal a los derechos humanos y a la dignidad humana". El progreso hacia el buen gobierno y el respeto por la democracia y el Estado de Derecho son de suma importancia para el logro de los ODS.

 

5. Sin embargo, con las siguientes observaciones y sin ser una revisión exhaustiva de los 17 objetivos y 169 metas, nos gustaría señalar algunas críticas. Varios de estos objetivos son confusos y no distinguen suficientemente entre fines y medios. El gran número de objetivos y metas a veces también lleva a una falta de prioridades. Se aprecia que la transformación digital actual de la economía mundial no queda suficientemente reflejada [5]. Por otra parte, algunos objetivos no parecen factibles; tienen un carácter de deseo porque su traducción real en acción se encarga a los Estados miembros [6]. Desde Justicia y Paz de Europa, nos gustaría subrayar, como el papa Francisco declaró en la Asamblea General de la ONU, el 25 de septiembre, que nuestro enfoque de desarrollo y los "pilares del desarrollo humano integral tienen una base común, que es el derecho a la vida y, en general, lo que podríamos llamar el derecho a la existencia de la misma naturaleza humana" [7].

 

6. El problema más crítico para alcanzar los ODS dentro de la fecha límite de 2030 es la financiación. De acuerdo con una predicción del Banco Mundial y con la Tercera Conferencia de las Naciones Unidas sobre la Financiación para el Desarrollo en Addis Abeba en julio pasado, será necesario un cambio de paradigma de "miles de millones a billones" en la ayuda al desarrollo para alcanzar los ODS dentro de los próximos quince años. La mayor parte de esta suma debe provenir de fuentes privadas. Sin embargo, consideramos esta proporción altamente inverosímil. La Hacienda pública, nacional o internacional, tendrá que desempeñar un papel más importante. Con respecto a la financiación pública nacional, un requisito previo importante para "reducir los flujos financieros ilícitos” [8] es  la recaudación efectiva y sistemas fiscales transparentes. Con respecto a la cooperación internacional para el desarrollo, lo que significa sobre todo la ayuda pública para el desarrollo, la UE tiene que asumir su liderazgo político autoproclamado. Sin embargo, en 2015 la UE en su conjunto es probable que solo aumente al 0.44 % su ayuda al desarrollo, frente al 0,42%  (o aproximadamente 60 millones de euros) de 2014. En mayo de 2015, los países de la UE renovaron su compromiso de destinar el 0,7% de su Ingreso Nacional Bruto a la ayuda al desarrollo y comprometer del 0,15% al 0,2% para los países más pobres. Sin embargo, el plazo anterior para lograr este objetivo este año ha sido discretamente abandonado. En cambio, el Consejo de Ministros de la UE establece 2030 como nuevo plazo con la promesa de lograr los objetivos financieros "en el marco de la agenda post-2015" [9]. En los próximos años Justicia y Paz de Europa abogará por una aceleración de este nuevo calendario y apoyará lo mismo en relación a otros países donantes europeos, como Noruega y Suiza.

 

7. Por último, la implementación de los ODS será compleja y complicada. A nivel nacional, esperamos que se establezcan enfoques participativos [10]. En el plano internacional la ONU necesita una financiación suficiente de sus estados miembros, especialmente para unos mecanismos científicos de supervisión y evaluación adecuados. Pero la propia ONU también tendrá que reorganizar su fragmentado trabajo de cooperación al desarrollo en línea con los ODS. Esto representa un gran desafío para la nueva Secretaría General de la ONU cuando él o ella tomen posesión del cargo en 2017.

 

El que la comunidad mundial tenga éxito en el logro de los ODS en 2030 también dependerá de los esfuerzos sostenidos para comunicar sus contenidos y fundamentación,  así como del compromiso activo de grupos religiosos y de la sociedad civil. Por el momento todavía hay una brecha entre los diplomáticos altamente conscientes, los activistas de ONG y el mundo académico, por un lado, y el ciudadano medio menos informados por el otro. De acuerdo con la promesa hecha anteriormente, Justicia y Paz de Europa se esforzará para ayudar en la reducción de esta brecha.

Copenhague, 27 de septiembre de 2015

 

 [1] http://w2.vatican.va/content/francesco/es/speeches/2015/september/documents/papa-francesco_20150925_onu-visita.html

[2] Transforming our world: The 2030 Agenda for sustainable development, Declaration, N° 7.

[3] Declaration, n° 4.

[4] Declaration, , n° 8.

[5] Cf. OECD, Digital Economy Outlook 2015, p.73.

[6] Declaration, n° 21.

[7] http://w2.vatican.va/content/francesco/es/speeches/2015/september/documents/papa-francesco_20150925_onu-visita.html

[8] Cf. Third International Conference on Financing for Development, The Addis Ababa Action Agenda, n° 22 – 23. 3

[9] EU Council Conclusions: A New Global Partnership for Poverty Eradication and Sustainable Development after 2015, n° 34.