Agenda de la UE sobre Migración: un primer paso en la dirección correcta

Agenda de la UE sobre Migración: un primer paso en la dirección correcta

"No  os olvides de mostrar hospitalidad a los extranjeros" (Hebreos 13, 2)

 

Desde el 19 de abril de 2015, cuando 800 personas murieron en un desastre ocurrido en un barco en el Mediterráneo frente a la costa de Libia, las instituciones europeas han abordado intensamente el tema de la migración y el tratamiento de los refugiados en Europa y en sus fronteras. El Comité Ejecutivo de la Conferencia de Comisiones de Justicia y Paz de Europa (Justicia y Paz Europa) se une al debate público en esta etapa para agradecer todos los esfuerzos encaminados a un trato más compasivo de los que se han visto obligados a abandonar su país a causa de la guerra y disturbios civiles, de los desastres naturales o de condiciones económicas y sociales insoportables. También llama la atención sobre la responsabilidad de Europa de trabajar por la justicia y la paz en el mundo y - en consecuencia - de diseñar políticas a largo plazo para la prevención y transformación de conflictos y para el desarrollo sostenible. Justicia y Paz de Europa invita encarecidamente a los Estados Miembros de la Unión Europea, que se oponen a una asignación más justa en la acogida de los refugiados y solicitantes de asilo, a reconsiderar su posición.

 

1) El compromiso de los Jefes de Estado y de Gobierno durante la cumbre europea extraordinaria del 23 de abril de 2015 para triplicar los recursos financieros a las misiones de búsqueda y rescate y, por lo tanto, para hacer frente a la crisis humanitaria inmediata, muestra una preparación renovada para aumentar las operaciones de rescate en el Mediterráneo. Justicia y Paz de Europa agradece esta decisión y pide su aplicación inmediata, completa y continuada.

 

2) Justicia y Paz de Europa apoya las medidas legales para reprimir el contrabando y el tráfico de seres humanos, y para poner fin a todas las actividades criminales llevadas a cabo sobre la devolución de refugiados. La detección y persecución de estos criminales se debe promover de manera activa y se deben armonizar las medidas tanto en la UE como a nivel internacional. La decisión tomada por los ministros de Asuntos Exteriores y Defensa de la UE, el 18 de mayo de 2015, para establecer una operación militar naval - EUNAVFOR Med - que incluye la recolección de información, el bloqueo, control y, en última instancia, la neutralización de los barcos de las organizaciones de traficantes puede ser útil a este respecto. Sin embargo, cualquier forma de intervención militar debe estar cubierta por un mandato claro del Consejo de Seguridad de la ONU sin poner en riesgo las vidas de personas inocentes.

 

3) Justicia y Paz de Europa reconoce, además, el derecho de cada Estado - o grupo de estados como en el caso de la Unión Europea - a ejercer su derecho soberano de controlar y gestionar sus fronteras, siempre y cuando se haga con el debido respeto a la dignidad y los derechos fundamentales de cada persona. Medidas para prevenir los flujos de inmigración irregular, en cooperación con los países vecinos están justificadas si forman parte de un enfoque integrado. La represión por sí sola no resolverá nada. Es aún más importante abordar las causas fundamentales de la migración irregular y forzada. En este sentido, Justicia y Paz de Europa recuerda la promesa europea de dedicar el 0,7% de la RNB a la ayuda pública al desarrollo y de reservar la mitad de ella para los países más pobres. Sin embargo, tiene que ser invertido un mayor esfuerzo en abordar las causas fundamentales, incluidas el buen gobierno, la responsabilidad y las estructuras económicas justas. La UE también debería considerar nuevas formas de migración legal y la movilidad. En el futuro, los Estados miembros de la UE podrían crear un cuerpo común de guardia de fronteras. A fin de cuentas, la "Agenda Europea de Migración", que la Comisión Europea adoptó el 13 de mayo de 2015, establece un enfoque equilibrado en este sentido. Es un primer paso en la dirección correcta.

 

4) El mismo documento y las primeras propuestas concretas, adoptadas el 27 de mayo 2015 por la Comisión Europea, también sugieren la reubicación de unos 40.000 refugiados procedentes de Grecia e Italia a otros Estados Miembros y el reasentamiento de alrededor de 20.000 personas de fuera de la UE que han sido identificados por ACNUR con clara necesidad de protección internacional. Ambas medidas deben cubrir los próximos dos años y se consideran parte de la respuesta a la crisis inmediata. Igualmente proponen una guía para la asignación de los refugiados entre los Estados miembros sobre la base de cuatro criterios (PIB, población, desempleo y solicitantes de asilo ya recibidos) con el fin de compartir la tarea de acoger a los refugiados y hacer frente a sus solicitudes de asilo.

 

5) La Comisión Europea también ha declarado su intención de utilizar el mismo mecanismo de asignación para proporcionar una solución duradera y compartir la responsabilidad de los refugiados y solicitantes de asilo. Esto constituye un nuevo camino y señales de la voluntad de la Comisión Europea para sustituir el Reglamento de Dublín vigente, que es ineficaz. En 2014, por ejemplo, más de 600.000 personas solicitaron asilo en uno de los 28 Estados Miembros de la UE. Casi 300.000 lo hicieron en tan sólo dos Estados Miembros (Alemania y Suecia). Durante un debate en Estrasburgo, el 20 de mayo 2015, una gran mayoría de los diputados del Parlamento Europeo acogió con beneplácito el plan de la Comisión y presionó al Consejo Europeo a hacer lo mismo. Desafortunadamente, varios gobiernos de la UE han expresado su oposición a la introducción de un sistema de asignación. Unos días antes de la cumbre europea de los días 25 y 26 de junio, Justicia y Paz de Europa invita encarecidamente a los gobiernos que aún están reticentes, a volver a examinar sus reservas y a participar de forma constructiva en el debate de la propuesta. Los Estados Miembros con una cláusula de inclusión (opt-in) para el Sistema Europeo Común de Asilo deben hacer uso de ella.

 

El cuidado de los refugiados y solicitantes de asilo requiere solidaridad entre todos los miembros de la UE. La hospitalidad es una tarea de todos los europeos y sus gobiernos. Europa no debe olvidar "mostrar hospitalidad a los extranjeros".

 

 

Praga, 15 de junio 2015

 

La Conferencia de Comisiones de Justicia y Paz de Europa (Justicia y Paz Europa) es una red europea, de 31 Comisiones nacionales de Justicia y Paz, que trabaja para la promoción de la justicia, la paz y el respeto a la dignidad humana. Contribuye a aumentar la conciencia de la doctrina social de la Iglesia en las sociedades e instituciones europeas. El Comité Ejecutivo de Justicia y Paz de Europa está compuesto por 9 miembros elegidos y su presidente es el arzobispo Jean-Claude Hollerich de Luxemburgo.

Contacto: secretary@juspax-europa.org, www.juspax-europa.org