Altas expectativas, resultados modestos

Altas expectativas, resultados modestos

Asuntos  de Seguridad y Defensa en el Consejo Europeo de 25 a 26 junio y más allá

 

En la cumbre europea de diciembre de 2013 los Jefes de Estado y de Gobierno discutieron "asuntos de defensa" por primera vez desde la entrada en vigor del Tratado de Lisboa. Estuvieron de acuerdo en tratar de reiniciar la Política Común de Seguridad y Defensa (PCSD) y volver a la cuestión en junio de 2015. Así, aunque las expectativas eran altas, el resultado del Consejo Europeo de la pasada  semana resultó ser decepcionante. Un camino a seguir puede ser la creación de una cooperación permanente estructurada (PESCO), una provisión del Tratado de Lisboa no utilizada hasta la fecha.

 

El Consejo Europeo, celebrado el 25 y 26 junio de 2015, invitó al Alto Representante de la Unión / Vicepresidente de la Comisión a presentar un proyecto de estrategia global de la UE en materia de política exterior y de seguridad para junio de 2016. Sustituiría a la desfasada Estrategia Europea de Seguridad de 2003. Más vagamente, los Jefes de Estado y de Gobierno presentaron la idea de crear un futuro centro de investigación de defensa y un programa de tecnología en el horizonte de 2020. Y esto fue más o menos lo tratado. El resto del texto de las conclusiones oficiales es principalmente fraseología.

 

La razón de este resultado no concluyente, en parte se explica por una ya cargada agenda, donde la migración y la deuda griega ocuparon el resto. Sin embargo, la falta de ambición y de llegar a un resultado sobre "asuntos de defensa" también puede reflejar un estado de ánimo de fatiga de Europa más general. Esto es tanto más lamentable en cuanto que la población europea tiene más de 20 años estando a favor de una política de seguridad y defensa común. El último Eurobarómetro sobre este tema de otoño de 2014 muestra que es apoyada por el 76% de ciudadanos de la UE. El apoyo político también ha ido en aumento recientemente. En marzo, el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Junker pidió la creación de un ejército europeo; y el Parlamento Europeo votó a favor de varias resoluciones de apoyo en mayo.

 

El trabajo preliminar para una PCSD mejor integrada y más eficaz ha sido establecido por numerosos trabajos académicos e informes de grupos de expertos. De ellos, dos eran de particular importancia y clarividentes: El informe "Más Unión en la defensa europea" de la fuerza de trabajo del Centro de Estudios Políticos Europeos (CEPS) y la Nota estratégica del Centro Europeo de Estrategia Política publicado bajo el título "En Defensa de Europa ".

 

Más Unión en la defensa europea

En febrero, un grupo de trabajo encabezado por el ex Alto Representante de la UE, Javier Solana, y el ex secretario general de la OTAN, Jaap de Hoop Sheffer publicó su informe "Más Unión en la defensa europea"[1]. Argumenta que un arco de inestabilidad rodea la UE, los presupuestos de defensa están disminuidos y el cambio de centro de gravedad económico del mundo hacia Asia requerirían "medidas audaces en la integración europea de defensa" con el objetivo de crear una Unión Europea de Defensa (EDU).

Con el fin de complementar a la OTAN en el caso de un ataque contra el territorio de la UE y para ejecutar las así llamadas "misiones de Petersberg", que incluyen la aplicación de la paz y estabilización post - conflictos, en su estrategia de vecindad, la UE debería apuntar a la "capacidad para disuadir y contraargumentar  los conflictos armados convencionales e híbridos ... [y] autonomía política y militar para llevar a cabo las operaciones de intervención con el fin de disuadir crisis o responderlas. "

 

En lugar de esperar a 28 estados miembros que avanzan juntos el informe recomienda hacer uso del artículo 46 del Tratado de la Unión Europea (TUE). Este artículo permite a un grupo de Estados miembros pedir la creación de una cooperación estructurada permanente (PESCO). La decisión sobre la creación de PESCO será tomada por mayoría cualificada en el Consejo. Otras recomendaciones del informe incluyen una sesión temática bienal sobre la PCSD en el Consejo Europeo, una mejora del subcomité del PE de Seguridad y Defensa, la creación de la sede militar permanente de la UE en Bruselas y la introducción de un «semestre europeo» para la planificación y el gasto de defensa de los Estados miembros con el fin de aumentar la transparencia mutua.

 

En Defensa de Europa

La nota estratégica del Centro Europeo de Estrategia Política "En defensa de Europa"[2] fue concebida en colaboración con Michel Barnier, el asesor especial sobre PCSD al presidente Jean-Claude Juncker, y publicada el 15 de junio. El informe hace un caso especial respecto al despilfarro y el déficit en los presupuestos de defensa europeos. Así, el gasto militar combinado de países de la UE durante los últimos diez años ha disminuido en un 9%, hasta 210 mil millones de €, mientras que el presupuesto militar de China ha crecido un 167% en el mismo período para llegar a su nivel actual de 163 mil millones de €. Debido a su falta de integración en defensa, la UE-28 utiliza 154 tipos diferentes de armas, donde los EE.UU. utiliza 9 tipos.

 

Con el fin de operar un cambio de paradigma "en consonancia con el aumento exponencial de las amenazas globales y la volatilidad de nuestra vecindad", la nota también recomienda hacer un uso completo del potencial del Tratado de Lisboa con la posibilidad de utilizar PESCO en virtud del artículo 46 del TUE. Cabe destacar que PESCO se crea sobre una base estrictamente voluntaria y que otros Estados miembros pueden unirse al grupo inicial en cualquier momento.

 

Otra de las prioridades para trabajar hasta finales de 2015 es "un marco común para contrarrestar las amenazas híbridas" que combina el uso de fuerzas regulares y especiales y campañas de información.

 

Conclusión

A pesar de los convincentes argumentos de los informes antes mencionados de alto nivel y del apoyo político de las principales personalidades de la UE, el Consejo Europeo de junio fracasó en dotar a Europa de la orientación colectiva necesaria para fortalecer la PCSD. La propuesta para la creación de una Unión Europea de Defensa y el centrarse sobre todo en la creación de PESCO, en virtud del artículo 46 del TUE, merece el apoyo de Justicia y Paz de Europa. Recordando el estallido de la Primera Guerra Mundial, el papa Francisco, en un mensaje enviado en 2014 a una Reunión Internacional de la Paz en Amberes hizo hincapié en que "La guerra nunca es una necesidad, ni es inevitable. Siempre se puede encontrar otro camino: el camino del diálogo, el encuentro y la búsqueda sincera de la verdad". Sin embargo, el papa Francisco también dejó claro cuando regresó en agosto pasado de su visita pastoral a Corea que, en vista de las amenazas terroristas contemporáneas « es lícito detener al agresor injusto». La Unión Europea tiene que estar mejor preparada para hacer frente a un agresor injusto.

 

Bruselas, 1 de julio de 2015

 

Stefan Lunte

Secretario General de Justicia y Paz de Europa

[1] El texto completo está disponible en: http://www.ceps.eu/publications/more-union-european-defence

[2] El informe se encentra en: http://ec.europa.eu/epsc/publications_en.htm