Crisis medioambiental y crisis económica

Crisis medioambiental y crisis económica

Las jornadas de debate de la Comisión General de Justicia y Paz de España proponen un tema de actualidad cada año. Es habitual estudiar y analizar este tema desde los ámbitos económico-financiero, medioambiental y social. Todo el proceso de reflexión, estudio, conclusiones y alternativas es recogido en una publicación anual, que siempre tiene como marco y/o fondo los derechos humanos. Las jornadas se celebran en distintas ciudades españolas cada año donde hay comisiones de Justicia y Paz presentes. El tema tratado constituye una reflexión a nivel nacional. 

Desde 2010 hasta 2012 el tema elegido ha sido la crisis por ser el tema actual de preocupación internacional. Del 1 al 3 del pasado mes de abril se celebraron, en Santa Cruz de Tenerife, las Jornadas anuales con el título “Reciclando la crisis. Miradas alternativas para diseñar el presente”. Uno de los frutos de esta jornada es la publicación que enviamos en esta carta: "Crisis medioambiental y crisis económica. Hacia un cambio de modelo de desarrollo”.

 Recogiendo la reflexión de J. Roca, creemos importante destacar que: “La raíz de los problemas de degradación ambiental está en que empresas y consumidores se preocupan de sus costes y beneficios privados pero se desentienden de los impactos ambientales que generan, los cuales recaen sobre el conjunto de la sociedad”. Aunque la crisis económica actual no ha estallado por problemas ecológicos, ya que los mecanismos de retroalimentación entre problemas ecológicos y dinámica económica son pocos y generalmente muy retardados, esto no significa que se deba pensar en respuestas a la crisis económica que olviden la crisis ecológica. Ante la actual crisis económica no se deberían aparcar las críticas al objetivo del crecimiento económico, sino precisamente todo lo contrario: la crisis debería ser una oportunidad para poner en primer plano las cuestiones distributivas y el debate sobre qué actividades incentivar y cuáles desincentivar. En definitiva, para cuestionar nuestro modelo de desarrollo. Descarga