Desafíos para la ayuda humanitaria en un mundo globalizado

Desafíos para la ayuda humanitaria en un mundo globalizado

Nota sobre la Cumbre Humanitaria Mundial 2016 en Estambul


 

Las necesidades humanitarias han aumentado en todo el mundo. Su alcance y diversidad ha generado un gran déficit de financiación. En 2016, se requerirá asistencia para 90 millones de personas. Dos tercios de ellas son desplazadas a causa de conflictos violentos. El otro tercio son víctimas de desastres naturales o pandemias [1]. Un informe de referencia sobre financiación humanitaria, publicado a principios de año por un grupo de alto nivel y copresidido por la Comisaria de la UE, Kristalina Georgieva, refiere la cifra de 40 mil millones de dólares como cantidad necesaria en 2015 para ayudar a 125 millones de personas que sufren guerras, terremotos, inundaciones y otras crisis. El total recaudado en el año 2015 para la ayuda humanitaria global fue de poco menos de  20 mil millones de dólares, por debajo de los aproximadamente 24 millones de dólares, en 2014. En este contexto, el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, anunció en 2012 la organización de una Cumbre Humanitaria Mundial en Estambul durante los días 23 y 24 de mayo de 2016, con el fin de encontrar formas de abordar mejor las necesidades humanitarias en un mundo que cambia rápidamente marcado por el aumento de los flujos migratorios. Seis semanas después de la Cumbre, la presente nota trata de evaluar su resultado.