El mundo tiene exceso de armas y déficit de financiación

El mundo tiene exceso de armas y déficit de financiación

Campaña Mundial sobre el Gasto Militar 2015

 

Comunicado sobre el Día Mundial de Reducción de Gastos Militares (en inglés GDAMS), del 13 de abril de 2015, parte de la Campaña Mundial sobre el Gasto Militar (en inglés GCOMS).  El objetivo de la campaña es aumentar la concienciación acerca del gasto militar y sus alternativas.

 

Los gobiernos de la UE gastan un total de 255.000 millones de euros en el ejército. Esta es una cantidad obscena que contribuye a la inseguridad de muchas personas por todo el mundo.

 

Desde aquí hacemos un llamamiento a los Estados Miembros de la UE, a la Comisión Europea y al Parlamento Europeo para:

  • reducir su dependencia de las respuestas militares (ya desacreditadas) cuando se compromete la seguridad,
  • e invertir en la construcción de la paz, el desarrollo, el cambio climático o los servicios públicos.

 

Las voces de los ciudadanos suelen estar alejadas de las decisiones políticas de invertir en militarismo antes que en la paz. Esto se ve especialmente a nivel europeo, donde los gobiernos y algunas instituciones de la Unión dan prioridad a las estrategias militares en situaciones en las que aún más violencia es contraproducente. Estas decisiones suelen estar influenciadas por lobbies al servicio del comercio de armas y gobiernos con grandes industrias armamentísticas dentro de su país*.

 

Hay razones complejas para la incidencia una y otra vez de la violencia en algunas partes del mundo. Animamos a los líderes políticos a no llevar a cabo simples soluciones militares. Deberían reclamar análisis profundos de los conflictos en los que basar sus decisiones.

 

En junio de 2015 los gobiernos europeos se reunirán para revisar las prioridades de seguridad y de defensa que han establecido para la UE. Entre ellas:

  • Repostaje en pleno vuelo para apoyar los ataques aéreos.
  • Desarrollo de drones armados por la Agencia de Defensa de la UE.
  • Apoyo económico al comercio armamentístico.
  • Medidas militaristas, conflictivas, para la seguridad marítima y cibernética.

 

Se puede construir un mundo más seguro reemplazando las prioridades que incluyen el gasto militar por estrategias que fomenten la paz y respondan a las necesidades sociales y medioambientales. Desde aquí hacemos un llamamiento a los gobiernos e instituciones de la UE para:

  1. Reducir el gasto militar y el uso de estrategias militares contraproducentes para solucionar asuntos de seguridad. Por ejemplo, la Oficina Internacional por la Paz (Coordinadora de la GCOMS) ha reclamado la resignación anual de al menos el 10 % del presupuesto militar de todos los estados.
  2. Aumentar la financiación de la paz, para prevenir la violencia y tratar la inseguridad humana. Los métodos pacíficos son abundantes, mucho menos caros, más efectivos y más coherentes con los valores declarados de la Unión Europea.  Estos métodos van desde pacificadores civiles y servicios de paz social involucrados directamente en conflictos hasta la educación de la paz, que aporta a la sociedad habilidades de comunicación no violenta y de pensamiento crítico, que pueden ayudar a combatir el nacionalismo de extrema derecha y a identificar conflictos. También reconocemos que se llevan a cabo iniciativas positivas a nivel europeo. Alabamos los procesos de inversión y pacificación de la UE en aquellas partes del mundo afectadas por conflictos. Sin embargo, para dar una oportunidad real a la paz, debemos asignarle un presupuesto real.
  3. Eliminar armas, material armamentístico y sistemas de entrega de armas, para así mejorar la paz y la seguridad europeas, y la supervivencia de la humanidad. Pedimos el fin del apoyo gubernamental al comercio europeo de armas, incluyendo ferias europeas de armas como DSEI (Londres, septiembre 2015) y Eurosatory (París, junio 2016). Nos oponemos en particular al gasto gubernamental en armas de destrucción masiva, sobre todo por Francia y Reino Unido, y a la presencia de armas nucleares estadounidenses en Bélgica, Alemania, Italia y Países Bajos. Nos oponemos aún más a la petición de despliegue de las llamadas armas «tácticas» nucleares en Europa del Este.
  4. Desafiar a aquellos que promueven la «nueva Guerra Fría» y las premisas del «yihadismo global», a veces para sus propios fines. Estas premisas impulsan a extremistas violentos a provocar la violencia reaccionaria y los agravios que deseen.  Las crisis en Siria, Iraq, Ucrania y demás lugares requieren esfuerzos políticos y humanitarios significativos para proteger a las personas y para construir una paz duradera.  Por ello, alabamos el rechazo de los estados de la UE a enviar armas a los conflictos violentos de Ucrania.
  5. Buscar alternativas al desarrollo de la capacidad militar en países sumidos en conflictos. La casi completa exclusión de la mujer de las operaciones de la UE cuyo objetivo es apoyar el militarismo, la policía y la reforma de la justicia refuerza los roles de género que vinculan masculinidad con poder, violencia y control. En su lugar, los programas de reforma de los sectores de la justicia y la seguridad de la UE deberían implicar a la sociedad civil local, incluyendo fases de evaluación, planificación y prestación de mujeres y jóvenes necesitados.
  6. Animamos a los Estados Miembros de la UE y sus instituciones a usar su influencia para mejorar las vidas de las personas más desfavorecidas económicamente del planeta durante las negociaciones sobre desarrollo sostenible y cambio climático que tendrán lugar a lo largo del 2015. La violencia estructural de la creciente desigualdad económica dentro y fuera de la UE es un factor causal que debe tratarse. Pedimos que la construcción de la paz y el desarme se articulen de manera decisiva dentro de los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU que han de convenirse en septiembre de 2015. Reivindicamos, en particular, la inclusión de las necesidades de los frágiles países en conflicto dentro de las negociaciones de Financiación para el Desarrollo. Exigimos, a su vez, objetivos claros para acabar con el flujo irresponsable de armas.  Esperamos el compromiso activo de los gobiernos en cuanto a un acuerdo justo, ambicioso y vinculante sobre cambio climático en la Conferencia de las Partes (COP 21) de París. Esperamos que a través del recorte en gasto militar, los gobiernos incrementen sus contribuciones planificadas al Fondo Verde para el Clima.

Esperamos implicar a aún más ciudadanos de la UE en un debate abierto y enérgico sobre los contraproducentes resultados del gasto militar. Esperamos seguir encontrando nuevos socios con los que trabajar en la GCOMS, y ver muchos grupos en la conferencia de septiembre de 2016 de la GCOMS en Berlín.

Apoyan este comunicado:

  • Consejo Cuáquero para Asuntos Europeos
  • Pax Christi Internacional
  • Oficina Internacional para la Paz
  • Mouvement Chrétien pour la Paix — Bruselas
  • forumZFD
  • IFOR — Movimiento Internacional de Reconciliación
  • Church and Peace
  • Peace Union of Finland
  • Agir pour la paix
  • Vredesactie
  • Beati i construttori di pace
  • Belgische Coalitie Stop Uraniumwapens
  • B'Russell's Tribunal
  • Tipping Point North South
  • Women in Black — Leuven
  • Comité de los 100 — Finlandia
  • y Lindsey German, Organizadora de la Stop the War Coalition — Reino Unido.

Notas:

El quinto Día Mundial contra de Reducción de Gastos Militares (GDAMS) ha sido el 13 de abril de 2015. Para más información sobre el GDAMS, que es parte de la Campaña Mundial sobre el Gasto Militar, visite www.demilitarize.org

Ambas campañas son coordinadas por la Oficina Internacional para la Paz: www.ipb.org

El gasto mundial en armamento es de 1.600 miles de millones de euros por año, según el Instituto Internacional de Estocolmo de Investigación para la Paz (SIPRI por sus siglas en inglés)

El análisis publicado por el SIPRI el 13 de abril de 2015 indica que algunos países nórdicos y de Europa Central incrementarán su gasto militar durante este año.  En 2014, Polonia y Malta mostraron el mayor porcentaje de aumento del gasto militar en relación a los demás Estados Miembros de la UE. Grecia y Portugal mostraron el mayor porcentaje de descenso. Estos datos del SIPRI también mostraron que el Estado Miembro de mayor gasto militar es Francia, seguido del Reino Unido, Alemania e Italia. (Resumen SIPRI)

El impacto económico mundial de la violencia es de 9.300 miles de millones de euros (11,3 % del PIB mundial), según el Instituto para la Economía y la Paz

 

*Resaltamos que la violencia continuada en Oriente Medio ha beneficiado a los traficantes de armas en Europa, Rusia y Estados Unidos. Datos publicados por el SIPRI el 16 de marzo de 2015 muestran un 71 % de aumento en ventas de armas a los países del Consejo de Cooperación para los Estados Árabes del Golfo (desde 2005-2009 hasta 2010-2014).

- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -

Para más información acerca de este comunicado o para discutir la defensa de la paz a nivel europeo, por favor contacte con Andrew Lane, del Consejo Cuáquero para Asuntos Europeos, en alane@qcea.org