Hoja de opinión de febrero

Hoja de opinión de febrero

NUESTRAS HERMANDADES Y SU LABOR ASISTENCIAL


De poco tiempo a esta parte, el modo por el que se regian las Hermandades para la practica corporativa de la caridad, un servicio tan representativo de la vida cristiana, ha cambiado:

  • No solo ha aumentado el volumen economico disponible (algunas llegan a destinar, para estas ayudas, el 30% de sus ingresos ordinarios).
  • Tambien, la misma organizacion: por ejemplo, la llamada ¡§Accion conjunta¡¨ o programas de caridad que se mantienen gracias al acuerdo entre varias Hermandades para hacer frente juntas a problemas que una sola no podria hacer.

Es facil concluir que, con estos elementos unidos al factor humano, las Hermandades puedan en un futuro muy inmediato, volver a retomar lo que en muchos casos fue el origen de su existencia: no solo el culto, sino tambien la caridad.


¿QUIENES GESTIONAN ESTE SERVICIO?
Hace unos meses el profesor Ignacio Valduerteles, buen conocedor y amante del mundo cofrade, dio a conocer un estudio referido a esta cuestion.
En el resenaba que, de los 220,046 hermanos que aproximadamente forman el cuerpo social de las Hermandades de Sevilla, 1.240 hermanos mantienen el encargo de las Juntas de Gobierno de ayudar al projimo, dedicandose al ¡§servicio de la caridad¡¨ por eleccion y en nombre de todos.
Semana tras semana, o quizas dia tras dia, dedican una serie de horas a hacer posible esta dimension de la vida de la Iglesia, y ello quitandole horas al descanso, a la familia o incluso a la vida profesional.


¿SOLAS O EN COMPAÑÍA?
Un elemento nuevo que ofrecen las Hermandades en este empeno es lo que se conoce como ¡§Accion conjunta¡¨.
A los planes de ayuda programados que mantienen bastantes Hermandades de nuestra Capital en solitario, como la de ¡§La O¡¨ con su servicio ¡§Esperanza y Vida¡¨ (a favor de las madres solteras), o el ¡§Centro de Estimulacion Precoz¡¨, creado y sostenido por la de ¡¨El Buen Fin¡¨; hay que sumar la coordinacion de otras muchas Hermandades para afrontar situaciones de mas envergadura, como es el caso de la ¡§Fundacion Casco Antiguo¡¨ que mantiene un economato donde se pueden adquirir articulos de primera necesidad por un importe del 10 al 20% de su valor, poniendo el resto las Hermandades del casco antiguo de la Capital.
Igualmente, en acciones conjuntas, participan las corporaciones del martes santo, que dotan de material escolar a los ninos de las barriadas de los Pajaritos y las Tres mil viviendas, o el Consejo General de HH. y Cofradias, con su proyecto ¡§Fraternitas¡¨, con el que hace frente a labores de promocion de mujeres y ninos en las Tres mil.
No cabe duda que estas iniciativas conjuntas aumentan la eficacia de las ayudas.

 

EL FACTOR HUMANO
Que puede suceder en un futuro mas o menos inmediato con este servicio de caridad que prestan nuestras Hermandades?
Lo que suceda no depende de los presupuestos de la Corporacion ni de las ayudas que personas sensibles ofrecen con generosidad, sino de los voluntarios que atienden esta realidad tan identificada con Jesucristo: El mismo dijo: ¡§Lo que hagais con uno de estos, conmigo lo hicisteis¡¨.
El contacto con tanta miseria humana, sus frustraciones, su desamparo¡Kles hara madurar mas en su fe de cristianos. No son personas insensibles.
Existe el caso de un voluntario que atiende a la ¡§Bolsa de caridad¡¨ de su Hermandad; es invalido y cada semana baja desde el Aljarafe a cumplir con su servicio: lo trae su esposa, para acercarlo a los que estan desamparados.
A este grupo, numeroso por otra parte, hay que animarlo tambien en funcion de la propia Hermandad: son el patrimonio mas identificado con sus Titulares. Sus miradas van de Ellos a los necesitados, con los que comparten el presupuesto de la cofradia.

 

 

La opinión pública es fundamental en el seno de la sociedad, también en el seno de la Iglesia. Pío XII la definía como el eco natural la resonancia común más o menos espontánea, de los sucesos y de la situación actual. No es infalibre ni siempre absolutamente espontánea. La opinión pública se forma y por ello necesita información veraz y suficiente.