Mensaje de la Conferencia de INGO en el Día Internacional de Erradicación de la Pobreza

Mensaje de la Conferencia de INGO en el Día Internacional de Erradicación de la Pobreza

Mensaje

del evento organizado por la Conferencia de ONG Internacionales para celebrar

Día Internacional para la Erradicación de la Pobreza

el 17 de octubre de 2014 en Turín

 

a los participantes en la Conferencia de alto-nivel de la Carta Social Europea

 

En la reunión celebrada por la Conferencia de las ONG Internacionales del Consejo de Europa el 17 de octubre de 2014 en Turín, los participantes se basaron en los instrumentos jurídicos existentes en Europa y, en particular, en el artículo 30 de la Carta Social Europea para hacer la siguiente observación positiva: los instrumentos legales para combatir la pobreza están disponibles a nivel europeo y en la legislación de casi todos los estados. Los principios Rectores de la ONU sobre Extrema Pobreza y Derechos Humanos describen en detalle los modos de garantizar que la legislación en cuestión se aplique correctamente.

Este marco legal y las estrategias propuestas para su aplicación deberían haber dado lugar a mejoras visibles en las comunidades de toda Europa y, sin embargo la pobreza sigue creciendo, una indicación de la falta de poder de las instituciones nacionales e internacionales para frenar los efectos destructivos que la pobreza tiene tanto en los individuos como en la cohesión social en los países en cuestión.

Por su parte, las organizaciones no gubernamentales en todos los países europeos se han basado no sólo en este marco legal, sino también en la experiencia de las personas afectadas por las diversas formas de pobreza para desarrollar formas efectivas de lucha contra la pobreza y la exclusión social. Se desprende de sus conversaciones el 17 de octubre de 2014, sin embargo, que son constantemente obstaculizadas en sus esfuerzos por barreras administrativas a nivel local, regional, nacional e internacional, por las regulaciones a veces en conflicto y por la falta de recursos financieros y humanos. A esto se suma el impacto devastador de las políticas de austeridad.

Reunidos en la misma ciudad, al mismo tiempo y por la misma causa, las instituciones europeas, los gobiernos nacionales y las organizaciones no gubernamentales deben comprometerse firmemente a trabajar juntos para superar las barreras y las conclusiones sobre la falta de poder, para asegurar la implementación de las políticas y medidas preconizadas por personas que conocen desde la experiencia cómo debe llevarse a cabo la lucha por la dignidad humana y contra la exclusión, para ellos mismos y con los demás.

Para ello, queremos hacer una serie de peticiones:

  • a los legisladores europeos, pedimos que las disposiciones legales adoptadas en la esfera económica respeten todos los derechos humanos, tanto civiles y políticos como económicos o sociales;
  • al Comité Europeo de Derechos Sociales, les pedimos que sigan desarrollando su iluminadora jurisprudencia, en particular, los artículos 30 y 31 de la Carta Social Europea;
  • a los Estados que aún no lo hayan hecho, les pedimos que ratifiquen estos artículos junto con su Protocolo adicional sobre reclamaciones colectivas a través del cual las ONG internacionales pueden ayudar a los Estados a mantener sus esfuerzos para combatir la pobreza;
  • a los gobiernos centrales, locales y regionales, les pedimos que trabajen juntos de manera eficaz para combatir la pobreza y eliminar los prejuicios y la discriminación, y proporcionar los recursos necesarios para la acción sobre el terreno;
  • a las administraciones de todos los niveles y en todas las áreas (justicia, salud, educación, empleo, servicios sociales, etc.), les pedimos que se ocupen de las personas que viven en la pobreza de manera que se respete la totalidad de los derechos humanos y la dignidad inherente a todos los seres humanos;
  • a todos los actores públicos, les pedimos que presten atención y apoyo a las iniciativas de éxito de las personas que viven en la pobreza, en cooperación con las organizaciones de la sociedad civil.

Descargar el mensaje