No más esclavos sino hermanos

No más esclavos sino hermanos

En este año nuevo, el Mensaje para la Jornada Mundial de la Paz se fija en la realidad de los millones de personas privadas de libertad. Se trata, en palabras del Papa Francisco,  de un «flagelo cada vez más generalizado», que «daña seriamente la vida de comunión y la llamada a estrechar relaciones interpersonales marcadas por el respeto, la justicia y la caridad. Este fenómeno abominable, que pisotea los derechos fundamentales de los demás y aniquila su libertad y dignidad, adquiere múltiples formas».

Entre estas formas de explotación el Mensaje destaca:

  1. Las personas trabajadoras oprimidas cuyas condiciones laborales no respetan los mínimos internacionales.
  2. Los emigrantes que viven en condiciones inhumanas y degradantes.
  3. Las víctimas de trata con fines de explotación sexual, laboral, de comercio de órganos o de reclutamiento como niños soldados.
  4. Los secuestrados por grupos terroristas.

Las causas de esta realidad de dolor están bien explicadas en el Mensaje:

  1. La concepción de la persona como objeto: el rechazo de la humanidad de nuestros semejantes.
  2. La pobreza, el subdesarrollo y la exclusión.
  3. La corrupción.
  4. Los conflictos armados, la violencia, el crimen y el terrorismo.
  5. La globalización de la indiferencia.

«Esto sucede cuando al centro de un sistema económico está el dios dinero y no el hombre, la persona humana. Sí, en el centro de todo sistema social o económico, tiene que estar la persona, imagen de Dios, creada para que fuera el dominador del universo. Cuando la persona es desplazada y viene el dios dinero sucede esta trastocación de valores» [Discurso a los participantes en el encuentro mundial de los movimientos populares, 28 octubre 2014: L'Osservatore Romano, Ed. lengua española, 31 octubre 2014, p. 3].

 

Justicia y Paz de España está plenamente comprometida en la atención a estas llagas abiertas en el cuerpo de la humanidad. En este momento está participando en la creación de un grupo de trabajo de organizaciones católicas en pro de un trabajo decente. En la primera reunión, el pasado 19 de septiembre, estuvieron presentes miembros del Movimiento Mundial de Trabajadores Cristianos, que nos invitó a esta iniciativa, de UNIAPAC (Unión Internacional Cristiana de Dirigentes de Empresa), de Acción Social Empresarial, de la Hermandad Obrera de la Acción Católica, de la Juventud Obrera Cristiana, de la Juventud Estudiante Cristiana, de Cáritas y de Justicia y Paz. También estuvo presente en la reunión el representante de la Organización Internacional del trabajo en España. En dicha reunión nos pidieron la coordinación y, fruto de la misma, esperamos emitir próximamente un comunicado de todas las organizaciones.

 

Además, participamos en el Grupo Intereclesial de Trata, con Cáritas, Confer y la Conferencia Episcopal. El objetivo de este grupo es aunar esfuerzos para visibilizar la trata con fines de explotación sexual y laboral en España. Fruto del trabajo del grupo es la organización y participación en jornadas en toda España y la elaboración de unos materiales didácticos.

Una tercera realidad en la que está presente Justicia y Paz es el grupo Enlázate por la justicia, integrado por Cáritas, Confer, Manos Unidas y Justicia y Paz. Acaba de emitir un mensaje con motivo del día internacional de la solidaridad humana.

 

Contra la corrupción representantes de las iglesias cristianas ortodoxas, protestantes y de la Iglesia católica hemos firmado una declaración ecuménica en Madrid en el día internacional contra la corrupción, el pasado 9 de diciembre.

Justicia y Paz está colaborando con la Alianza Española contra la Pobreza para la elaboración de un Panel Internacional para la erradicación de la pobreza y la desigualdad en el mundo, que comprende la lucha contra toda estas realidades de exclusión. Fruto de este trabajo es la Declaración de Madrid de 16 de octubre de 2014.

Las próximas jornadas anuales de la Comisión servirán para terminar un trienio dedicado a la dignidad del trabajo y a condiciones de trabajo decentes.

 

Con todas estas iniciativas Justicia y Paz quiere ser artífice, con tantos y tantas hermanas de distintas creencias e ideologías, de la globalización de la solidaridad y de la fraternidad.

¡Feliz año nuevo 2015!

Francisco Javier Alonso Rodríguez

Vicepresidente de la Comisión General de Justicia y Paz de España

Descargar el artículo