Nota sobre política de la UE en Irak, Gaza, Ucrania

Nota sobre política de la UE en Irak, Gaza, Ucrania

De junio a agosto de 2014


La Unión Europea no ha permanecido en silencio ante las olas de violencia en el norte de Irak, Gaza y Ucrania como se documenta en la siguiente nota. Ha expresado reiteradamente su preocupación y condenado los ataques; en el caso de Ucrania también ha tomado algunas medidas concretas. Sin embargo, es cuestionable si las respuestas de la UE a estas crisis han sido lo suficientemente efectivas, rápidas y coherentes.

Irak

El Consejo de Asuntos Exteriores se mostró preocupado en sus conclusiones en 23 de junio 2014 por el deterioro de la situación de seguridad en Irak y condenó enérgicamente los ataques perpetrados por el Estado Islámico de Irak y el Levante (ISIL) contra ciudadanos iraquíes. El Consejo insistió en la necesidad de una solución política sostenible que en primer lugar requiere un gobierno verdaderamente integrador que incluya a todos los líderes y las comunidades iraquíes. El Consejo también pidió reiteradamente a los actores regionales contribuir a la estabilización de la situación de seguridad en Irak y expresó en nombre de la UE el compromiso de avanzar en la aplicación del Acuerdo de Asociación y Cooperación (PCA) UE-Irak.     

El Parlamento Europeo en realizó su Resolución de 17 de julio de 2014 sobre las conclusiones del Consejo e hizo una referencia particular a la dramática caída del número de cristianos de ese país, y advirtió que "(...) puntos de vista anti-cristianos de IS aumentan el riesgo de violencia sectaria en una escala masiva (...)". Además, el Parlamento pidió que la UE facilite un diálogo regional sobre los problemas de Oriente Medio, incluyendo a todas las partes importantes y que promueva la cooperación internacional con el fin de emprender acciones legales contra los individuos, en muchos casos ciudadanos de la UE, que son sospechosos de haberse unido a la insurgencia IS.

 

Después de un breve debate sobre la situación en Irak en el Consejo de Asuntos Exteriores el 22 de julio 2014 ("profunda preocupación por el rápido deterioro de la situación de seguridad" y "condena enérgica de los ataques perpetrados por el ISIL"), el Consejo, en su reunión del 15 de agosto acogió la decisión de los Estados miembros (en particular Francia, Alemania, República Checa) de proporcionar a las autoridades regionales kurdas material militar bajo el consentimiento de las autoridades nacionales iraquíes para luchar contra los ataques de ISIL que podrían constituir crímenes contra la humanidad. Al mismo tiempo, el Consejo reiteró la necesidad de una solución política y global de la crisis actual para la que el nombramiento del nuevo Primer ministro designado, el Sr. Heider Al Abadi podría ser un paso positivo.

El Consejo Europeo – de las 3 reuniones que celebró durante el período de verano - sólo contemplaba la situación en Irak en su agenda en su última reunión del 30 de agosto. En particular, pidió dos acciones principales: como el establecimiento del Califato representa una amenaza directa para Europa debido al alto número de ciudadanos de la UE que se unen a la banda terrorista, el Consejo Europeo pidió una acción decidida para combatir la radicalización y el extremismo y detener el flujo de combatientes extranjeros por la aplicación del paquete de medidas acordadas por el Consejo Europeo en junio de 2013, incluido un sistema de registro de nombres de los pasajeros de la UE. Además, pidió al Consejo de utilizar medidas restrictivas más eficaces, sobre todo para negar a ISIL los beneficios de las ventas de petróleo en los mercados internacionales.

Durante el período de los últimos dos meses, la Comisión Europea también ha aumentado su ayuda humanitaria a Irak en 5 millones de euros (con una financiación global de Irak en 2014 que asciende a 17 millones de euros), abrió una oficina humanitaria de la UE en Erbil y activó el Mecanismo de Protección Civil de la UE para facilitar y apoyar el despliegue de ayuda en especie y experiencia a Iraq, a petición de su gobierno.

Gaza:

A raíz de la escalada de violencia en la Franja de Gaza a finales de junio de 2014, el Consejo prorrogó la misión policial de la UE para los Territorios Palestinos (EUPOL COPPS) hasta el 30 de junio 2015, como parte de los esfuerzos de la UE en el apoyo de la creación del Estado palestino. La misión se centra en ayudar con la creación de instituciones y la realización de reformas sectoriales de la seguridad y la justicia, para el refuerzo del estado de derecho. Igualmente hasta el 30 de junio de 2015, la UE también prolongó el mandato de su misión de asistencia fronteriza en el paso fronterizo de Rafah (EU BAM Rafah).

El Consejo Europeo en su reunión del 16 de julio, condenó el lanzamiento de cohetes desde Gaza hacia Israel y subrayó el derecho de Israel a proteger a su población, mientras que se ponía énfasis en el principio de proporcionalidad y garantía de la protección de los civiles. El Consejo Europeo pidió a ambas partes del conflicto llegar a un acuerdo de alto al fuego y agradeció los esfuerzos de Egipto a este respecto. El Consejo Europeo reiteró más adelante la necesidad de una solución política sostenible y pidió la reanudación del diplomático proceso de paz para cuya iniciación la UE expresó su disposición.

En sus conclusiones de 22 de julio, el Consejo de Asuntos Exteriores propuso cuatro parámetros en los que debería basarse una solución integral y sostenible. Estos incluyen un acuerdo sobre las fronteras de dos Estados sobre la base de las fronteras de 1967; acuerdos que respeten la soberanía palestina y la protección de la seguridad Israel; una solución justa de la cuestión de los refugiados y, finalmente, resolver el estatus de Jerusalén como capital de ambos estados. En caso de llegar a un acuerdo final de paz en estos términos, la UE expresó su disposición a ofrecer tanto a ambos estados una Asociación Especial Privilegiada.

El Parlamento Europeo en su Resolución de 17 de julio 2014 pidió al Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas encontrar una solución adecuada, así como que en la UE desempeñe un papel más activo en la facilitación directa de las conversaciones de paz.

La Acción Exterior de la UE (EEAS) condenó en una serie de declaraciones los actos violentos de ambas partes y en varias ocasiones pidió un alto el fuego. En su reunión del 15 de agosto de 2014, el Consejo de Asuntos Exteriores expresó el compromiso de la UE de desarrollar acciones efectivas en materia de circulación y acceso, creación de capacidades, supervisión, reconstrucción post conflicto incluyendo la organización de una Conferencia Internacional de Donantes y de ampliar el alcance y el mandato de sus dos misiones (EU BAM Rafah y EUPOL COPPS). Por otra parte, el Consejo decidió que la UE estudiará opciones para un mecanismo supervisado internacionalmente para permitir el pleno acceso y movimiento a través de todos los puertos de entrada de Gaza y para contribuir a los acuerdos que impidan el tráfico ilícito de armas y municiones a la Franja de Gaza.

 

El Consejo Europeo, en su reunión del 30 de agosto agradeció al acuerdo de alto el fuego en Gaza e instó a ambas partes a volver a participar en las negociaciones. En vista de la desastrosa situación humanitaria, el Consejo Europeo pidió el acceso humanitario sin restricciones.

La propia UE incrementó la ayuda humanitaria para Gaza en 5 millones de euros, con lo que la financiación total humanitaria de la Comisión en Gaza es de 23,5 millones de euros para 2014.  

Ucrania:

Como parte de la política de la UE de no reconocimiento respecto a la anexión de Crimea, el Consejo de Asuntos Exteriores prohibió el 23 de junio de 2014, la importación de las mercancías originarias de Crimea o Sebastopol en la UE, con la excepción de aquellas que se acompañen de un certificado de Ucrania.

El Consejo también expresó su apoyo al presidente de Ucrania Poroshenko para un Plan de Paz y pidió a las partes llegar a un acuerdo de alto el fuego y crear las condiciones de ejecución del Plan de Paz (Rusia velará por detener el flujo de combatientes ilegales, de armas y equipamiento en la frontera de Rusia a Ucrania, retirará sus tropas de la zona fronteriza y utilizará su influencia sobre los separatistas para poner fin a la violencia y liberar a los rehenes).

El Consejo también completó el trabajo preparatorio para la firma de las partes restantes del Acuerdo de Asociación UE-Ucrania, incluyendo la Profunda y Completa Área de Libre Comercio (AA / DCFTA), que fue firmado posteriormente el 27 de junio.

 

En la misma sesión, el Consejo también previó el establecimiento de una misión civil no ejecutiva, desarmada en virtud de la Política de Seguridad y Defensa Común de la UE (EUAM Ucrania) para ayudar a Ucrania con la reforma del sector de la seguridad civil, la policía y el Estado de derecho. La misión se estableció posteriormente el 22 de julio y su encargado, Kálmán Mizsei, llegó a Kiev el 8 de agosto.

El Consejo Europeo en su reunión del 26/27 06 2014 propuso cuatro medidas que esperaba que se cumpliesen el 30 de junio: un acuerdo sobre un alto al fuego y el control eficaz de las fronteras; la devolución de los tres puestos de control fronterizos a las autoridades ucranianas; la liberación de rehenes y el lanzamiento de las negociaciones sobre la aplicación del Plan de Paz del Presidente Poroshenko.

En vista del  incumplimiento de Rusia de las medidas establecidas, el Consejo Europeo pidió, el 16 de Julio, reforzar las sanciones contra Rusia. En primer lugar, se ha ampliado la lista de personas sujetas a la prohibición de viajar y la congelación de sus activos en la UE para los actos que atentan contra la integridad territorial Ucrania, la soberanía y la independencia. Por otra parte, se han ampliado los criterios de sanciones para incluir a las entidades que están materialmente o financieramente apoyando este tipo de acciones, y se han extendido también a las personas y entidades que apoyan activamente o se están beneficiando desde  los tomadores de decisiones rusos encargados de la anexión de Crimea o la desestabilización de Oriente Ucrania. Actualmente, la congelación de activos y prohibiciones de visas se aplican a 95 personas y 23 entidades.

A petición del Consejo Europeo de 16 de julio, el Consejo adoptó el 28 de julio la prohibición de nuevas inversiones en Crimea y Sebastopol en determinados sectores, como la infraestructura, las telecomunicaciones, la energía, así como la prohibición de los servicios financieros y de seguros para este tipo de transacciones.

El Consejo Europeo pidió además al Banco Europeo de Inversiones y el Banco Europeo para la Reconstrucción y el Desarrollo suspender la firma de nuevas operaciones financieras en Rusia. Otra medida diplomática se refiere a la cumbre UE-Rusia que fue cancelada y los programas de cooperación entre la UE y Rusia están siendo re-evaluados con vistas a la posible suspensión de su aplicación.

A raíz del derribo del vuelo MH17 en el este de Ucrania, el Consejo de Asuntos Exteriores solicitó el 22 de julio, a la Comisión y al EEAS proponer medidas restrictivas adicionales de carácter económico contra Rusia. Estas medidas fueron adoptadas por el Consejo el 31 de julio y comprenden la limitación del acceso a los mercados de capitales de la UE para las instituciones financieras de propiedad del Estado ruso; un embargo sobre el comercio de armas; una prohibición de exportación de bienes de doble uso para los usuarios finales militares y la limitación de acceso de Rusia a las tecnologías sensibles en particular en el campo del sector petrolero [las medidas sólo se aplicarían a los nuevos contratos].       

En su Resolución de 17 de julio, el Parlamento Europeo subrayó, entre otras cosas la necesidad de abordar la cuestión de la seguridad energética en Europa y garantizar el suministro de gas necesario para Ucrania. En este sentido, la UE (a través del Comisario de Energía Oettinger) ha estado actuando como moderador en las conversaciones trilaterales sobre el gas, junto con las autoridades rusas y ucranianas. La próxima reunión está prevista para principios de septiembre con miras a llegar a una solución provisional para el suministro de gas en base a un precio provisional (a la espera de la corte de arbitraje de Estocolmo para decidir sobre el precio final). Las conversaciones trilaterales, incluyendo un mecanismo de consulta, también han sostenido los potenciales riesgos económicos del Acuerdo de Asociación/DCFTA entre Rusia y Ucrania (la próxima reunión está programada para el 12 de septiembre).

En respuesta a las restricciones introducidas por Rusia, el 6 de agosto, a la importación de determinados productos agrícolas de la UE, la Comisión Europea tomó una serie de medidas de emergencia destinadas a reducir el exceso de oferta y por lo tanto la estabilización de los mercados agrícolas y alimentarios de la UE (entre otras cosas, un sistema de monitoreo semanal del precio de los productos en cuestión, las retiradas del mercado para su distribución gratuita, la indemnización por falta de recolección, etc.).

El Consejo de Asuntos Exteriores en su reunión del 15 de agosto, condenó cualquier acción militar unilateral de Rusia en Ucrania, incluyendo la humanitaria. Por otra parte, la UE ha estado proporcionando ayuda humanitaria a Ucrania en estrecha cooperación con la ONU y aumentó la asistencia adicionalmente en 2,5 millones de euros.

En su reunión del 30 de agosto, el Consejo Europeo condenó la agresión de las fuerzas armadas rusas en territorio ucraniano y pidió a Rusia que retire inmediatamente todos sus activos militares y las fuerzas de Ucrania. Recordando sus declaraciones anteriores, el Consejo Europeo reiteró la necesidad de una solución política sostenible a la crisis basada en el Plan de Paz del presidente Poroshenko. El Consejo Europeo también pidió a la Comisión y al EEAS que presenten nuevas medidas significativas contra Rusia en una semana.  

Comentarios:   

 

Los desafíos que se producen en la vecindad de la UE están poniendo de relieve una vez más la falta de pensamiento estratégico en la política de seguridad y defense de la UE. La UE es un poder blando. En cuanto a la realización de intervenciones militares para detener los ataques terroristas violentos, es el Consejo de Seguridad de la ONU el que se tiene que abordarlo en primer lugar.

Sin embargo, incluso para un poder blando es necesario tener un cierto tipo de capacidades de defensa y seguridad integradas. Desde la Estrategia Europea de Seguridad de 2003, la Unión Europea no ha adoptado ningún documento o principio estratégico. El Consejo Europeo de diciembre 2013 expresó a este respecto la necesidad de aumentar la eficacia, la visibilidad y el impacto de la Política Común de Seguridad y Defensa. El Presidente designado de la nueva Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, presentó en su Programa una prioridad de desarrollar formas de cooperación estructurada permanente entre los Estados miembros que deseen poner en común sus capacidades de defensa con el fin de utilizar al máximo el potencial que ofrece el Tratado de Lisboa en este sentido y ser capaz de participar en misiones conjuntas de la UE en las zonas de crisis en caso de necesidad.

Otros medios de respuesta de la UE a la crisis se refieren a la provisión de asistencia humanitaria que la Unión Europea también ha decidido con respecto a las tres crisis. A este respecto, sin embargo vale la pena mencionar los resultados de la reunión del Comité de Asuntos Exteriores el 2 de septiembre que pidió una revisión de las cargas burocráticas del procedimiento presupuestario con el fin de entregar ayuda de forma más rápida.  

La política de migración y asilo de la UE también tiene que desarrollar estrategias adecuadas para recibir el aumento del número de refugiados procedentes de las regiones afectadas por la crisis. La UE también debe hacer un uso eficiente del hecho de que es un socio económico importante de una serie de países y por lo tanto utilizar su influencia para ejercer presión sobre los que realicen o apoyen actos ilegales de violencia.

Por último, la protección de la libertad religiosa y la prevención del extremismo y la radicalización tienen que jugar un papel importante en la agenda de Asuntos Exteriores de la UE (en particular, el nuevo Plan de Acción de la UE sobre Derechos Humanos y Democracia), sobre todo teniendo en cuenta las atrocidades actuales cometidas sobre las minorías religiosas en el norte de Irak.


 

Marek Misak

Asistente del Secretario General de Justicia y Paz de Europa

Descargar documento