Segunda semana de Cuaresma

Segunda semana de Cuaresma

LA TRANSFIGURACIÓN  DEL SEÑOR JESÚS EN EL MONTE TABOR

Jesús se llevó a Pedro, a Santiago y a Juan, subió con ellos solos a una montaña alta, y se transfiguró delante de ellos… Se les aparecieron Elías y Moisés conversando con Jesús. (Mc 9, 2)
Jesús se retira al monte… y en la soledad de él se manifiesta sin ostentación ni muchedumbres.
Para escuchar a Jesús hay que retirarse a un monte… la vida interior se consigue aislándose (la montaña).
La presencia de Moisés y Elías en la escena de la Transfiguración la interpreta San Juan Crisóstomo (s. IV) en razón del papel que desempeñaron en la historia de la salvación: “Ambos –dice- se opusieron libremente a los tiranos: uno contra Egipto (Ex 5)  y el otro contra Acab (1Re10) por abandonar a Yahveh…los dos eran grandes cultivadores de la pobreza...” (Homilía sobre el Evangelio de S. Mateo, 56,2).
Este comentario nos acerca la dimensión social del evangelio de la Transfiguración.

«Porque Cristo, Señor, habiendo anunciado su muerte a los discípulos, reveló su gloria en la montaña sagrada y, teniendo también la Ley y los profetas como testigos, les hizo comprender que la pasión es necesaria para llegar a la gloria de la resurrección».
El camino de la perfección pasa por la cruz. No hay santidad sin renuncia y sin combate espiritual. El progreso espiritual implica la ascesis y la mortificación que conducen gradualmente a vivir en la paz y el gozo de las bienaventuranzas. (Catecismo de la Iglesia Católica)
 

MISERICORDIA

“Cuando la vida interior se clausura en los propios intereses ya no hay espacio para los demás, ya no entran los pobres ya no se escucha la voz de Dios, ya no se goza de la dulce alegría de su amor, ya no palpita el entusiasmo por hacer el bien” (La Iglesia del Papa Francisco p. 42)

El consumismo del mundo actual potencia el aislamiento de las conciencias y no deja espacio a los demás. Nos aleja de Dios.

Hay que redescubrir, para todos, la alegría de estar con Jesús, de la profunda conversión, de sentirnos amados por el Padre y vivir en plenitud esta conversión.    
Hay cristianos cuya opción parece ser la de una Cuaresma sin Pascua. Todo cristiano debe al menos mantener un brote de luz, que nace de la certeza personal de ser infinitamente amado, más allá de todo.
Llegamos a ser plenamente humanos cuando le permitimos a Dios que nos lleve más allá de nosotros mismos. Allí está el manantial de la acción evangelizadora. Porque, si alguien ha acogido ese amor que le devuelve el sentido de la vida, ¿cómo puede contener el deseo de comunicarlo a otros? (Papa Francisco)

V CENTENARIO DEL NACIMIENTO DE SANTA TERESA
Santa Teresa, mujer moderna y muy comunicativa, hoy utilizaría las modernas formas de comunicación para acercarnos su profunda experiencia de amor divino.
Teresa de Jesús lo dice así: “… que no es otra cosa oración mental – a mi parecer -, sino tratar de amistad, estando muchas veces tratando a solas con quien sabemos nos ama.” (Vida 8,5).
Vuestra soy, para Vos nací:
¿Qué mandáis hacer de mí?
Hay que entender que la oración no es una evasión del mundo, sino beber de la fuente que nos hará continuar mejor nuestro camino y nuestra vida, nos ayudará a saber lo que debemos hacer y  a hacerlo bien.
Apagar la televisión y desconectarse de internet y del móvil es un buen comienzo para orar. Orar requiere, en primer lugar, buscar un lugar cómodo, silencioso, ordenado y tranquilo. Buscamos un silencio exterior.
El combate de la oración se vence cuando nuestras preocupaciones tienen que ver con nuestra mejora espiritual; ayudar y servir a los demás, pedir por ellos y por nosotros. Saber que queremos servir a Dios y no al dinero.

 

Mas tú, cuando ores, entra en tu aposento, y cerrada tu puerta, ora a tu Padre que está en secreto; y tu Padre, que ve en lo secreto, te recompensará en público. (Mt. 6, 6)

 

MÁS DE UN MILLAR DE REFUGIADOS SIRIOS

Un total de 1.500 personas que han huido del conflicto de Siria se hacinan en la actualidad en el Centro de Estancia Temporal de Inmigrantes de Melilla, que tiene capacidad para 480 personas y acoge a más de 1.900, y viven en condiciones de precariedad, con acceso restringido al agua caliente y dificultades para acceder incluso a la alimentación.

   Así lo denuncia Amnistía Internacional al hilo del lanzamiento mundial de un informe y una campaña que expone la deficitaria respuesta de países como España al conflicto abierto en Siria, que en su cuarto año ha dejado tras de sí cerca de cuatro millones de refugiados: hombres, mujeres y niños que en su mayoría sobreviven en los países colindantes.. (Europa Press 4 Feb).

Archidiócesis de Sevilla
Delegación Diocesana de Pastoral Social
Comisión Justicia y Paz