Sobre la crisis de refugiados en Eslovenia

Sobre la crisis de refugiados en Eslovenia

Imagen: Srdjan Zivulovic. Reuters

 

Eslovenia se encuentra en una difícil situación ya que decenas de miles de refugiados y migrantes están llegando a nuestro país cada día, procedentes del Este y de África. Su recepción, acomodación y transporte hacia Austria requiere material extra y esfuerzos humanos. En el nombre de la Conferencia Episcopal de Eslovenia me gustaría expresar la gratitud hacia la policía, la armada, los miembros de la Administración de la República de Eslovenia para la Protección Civil y la Asistencia en Desastres (ACPDR), las numerosas organizaciones humanitarias y sus voluntarios. Una gratitud especial es para Cártias de Eslovenia y todas las parroquias que están cuidando de forma altruista a los refugiados y asegurando que su tránsito a los destinos finales sea lo más tranquilo posible.

 

Al mismo tiempo hago un llamamiento al Gobierno para que ofrezca a los refugiados condiciones seguras, acomodación apropiada y cuidados. El Gobierno puede contar con toda la ayuda que sea posible desde nuestra Iglesia local y, en particular, de Cáritas Eslovenia. El Gobierno debería intentar alcanzar un acuerdo sobre la crisis de los refugiados en el ámbito de la UE y países vecinos, para evitar una catástrofe humanitaria y agitación social en los próximos días y semanas.  Invito a todos los ciudadanos a estar unidos y en calma ante esta dura experiencia y a recibir a los refugiados como hermanos y hermanas. Así mismo invito a los católicos a orar por los refugiados y por la paz en el mundo.

 

Mons. Andrej Glavan, obispo de Novo Mesto