Tercera semana de Cuaresma

Tercera semana de Cuaresma

EL HOMBRE ES TEMPLO DEL ESPÍRITU SANTO
¿En dónde se debe adorar a Dios? ¿Cómo se debe adorar a Dios?

 

La mujer le dijo: "Señor, veo que eres un profeta. Nuestros padres adoraron en esta montaña, y ustedes dicen que es en Jerusalén donde se debe adorar". Jesús le respondió: "Créeme, mujer, llega la hora en que ni en esta montaña ni en Jerusalén se adorará al Padre. Ustedes adoran lo que no conocen; nosotros adoramos lo que conocemos, porque la salvación viene de los judíos. Pero la hora se acerca, y ya ha llegado, en que los verdaderos adoradores adorarán al Padre en espíritu y en verdad, porque esos son los adoradores que quiere el Padre. Dios es espíritu, y los que lo adoran deben hacerlo en espíritu y en verdad". (Juan 4, 19-24)

“El Reino de Dios está dentro de vosotros”, somos templos del espíritu Santo.

El lugar del encuentro con Dios ya no es el templo (con sus sacerdotes, rituales y ceremonias) sino el ser humano. O sea, a Dios no se le encuentra solamente en la sacralidad de las relaciones religiosas, sino en la laicidad de las relaciones humanas. Para Jesús, el templo es el ser humano. Y así pensaba la Iglesia primitiva: cada cristiano es el templo de Dios. Y cada ser humano es una piedra viva del Santuario que Dios quiere. (“La religión de Jesús”. José Mª Castillo)

 

RENOVACIÓN DEL ESPÍRITU
Habría que preocuparse sobre todo de las personas que atraviesan situaciones de dificultad y preguntarse: « ¿Qué haces por esa gente? ¿Cómo será tu Cuaresma?». — «Gracias a Dios yo tengo una familia que cumple los mandamientos, no tenemos problemas...». — «Pero en esta Cuaresma, ¿hay sitio en tu corazón para los que no cumplieron los mandamientos? ¿Para los que se han equivocado y están en la cárcel?» —
«Pero, con esa gente yo no...» — «Pero si tú no estás en la cárcel es porque el Señor te ha ayudado a no caer. ¿Tienen los presos un sito en tu corazón? ¿Tú rezas por ellos, para que el Señor los ayude a cambiar de vida?». Que el Señor acompañe «nuestro camino cuaresmal» haciendo que «la observancia exterior corresponda con una profunda renovación del Espíritu». (http://www.osservatoreromano.va/es/news/ayuno-de-injusticia)

 

DOLOR DEL PAPA FRANCISCO POR LOS COPTOS ASESINADOS
Las vilezas cometidas por el Estado Islámico conmocionan una vez más mundo.
21 cristianos coptos han sido decapitados en Libia. La noticia ha llegado hasta los oídos del Papa. En una audiencia con una delegación de la Iglesia de Escocia, ha interrumpido su discurso en italiano para expresar, en español, su pesar por esta nueva muestra de violencia yihadista: «Me permito recurrir a mi lengua materna para expresar un hondo y triste sentimiento. Hoy pude leer la ejecución de esos 21, 22 cristianos coptos. Solamente decían: “Jesús ayúdame”».

“La sangre de nuestros hermanos cristianos es un testimonio que grita. Sean católicos, ortodoxos, coptos, luteranos, no interesa: son cristianos. Y la sangre es la misma, la sangre confiesa a Cristo. Recordando a estos hermanos que han sido muertos por el sólo hecho de confesar a Cristo, pido que nos animemos mutuamente a seguir adelante con este ecumenismo que nos está alentando el ecumenismo de la sangre. Los mártires son de todos los cristianos, recemos unos por los otros”. (http://es.radiovaticana.va)

 

FAMILIAS SIN HOGAR
Un niño palestino mira a través de un agujero en un refugio improvisado cerca de la casa de su familia, que fue destruida por los bombardeos israelíes durante una guerra de 50 días el pasado verano, al este de la ciudad de Gaza. Alrededor de 150.000 familias siguen sin hogar después de la guerra del año pasado entre Israel y Hamas, en el que el bombardeo israelí destruyó miles de edificios de apartamentos y casas.
REUTERS, Mohammed Salem. Febrero 2015

 

EL MUNDO DE LA MARGINACIÓN EN SEVILLA
El doctor Sariego, tiene asignada la atención a los hombres y mujeres acogidos en el albergue municipal de San Fernando, en la calle Perafán de Ribera, también del distrito Macarena. Distingue tres tipos de pacientes en el mundo de la marginación: personas con trastornos mentales, algunos graves -depresivos, de personalidad-, que, dentro de su limitada voluntad, optan por estar en la calle; enfermos que por sus toxicomanías y alcoholismo han acabado en la intemperie pero que pueden adaptarse socialmente dentro de su vida marginal (pone el ejemplo de gorrillas), y un tercer grupo que ve que ha aumentado en los últimos tres o cuatro años: el de quienes «estaban socializados hasta hace
poco y han sido expulsados a la calle». Son presos que dejan la cárcel y no tienen a dónde ir, chavales que salen de centros de menores a un mundo sin hogar, gente que se queda sin trabajo ni familia. «Lo que he visto en estos últimos años es que hay menos contención
económica familiar»
. El nido de la familia se resquebraja. (http://www.elmundo.es/andalucia/el_doctor_de_la_indigencia)

 

Comisión de Justicia y Paz de Sevilla