Conferencia Internacional en Roma: “Salvar nuestra casa común y el futuro de la vida sobre la Tierra”

05.07.2018 11:57

Boletín de la Conferencia Internacional

Isabel Cuenca Anaya ha asistido a la Conferencia Internacional “Salvar nuestra casa común y el futuro de la vida sobre la Tierra”, en el tercer aniversario de la encíclica del papa Francisco Laudato si’. Organizada por el Dicasterio para la Promoción del Desarrollo Humano Integral se celebrará en el Aula Nueva del Sínodo en el  Vaticano del 5 al 6 de julio.

El día  26 de junio se ha presentado y han intervenido S.E. el cardenal Peter Kodwo Appiah Turkson, Prefecto del Dicastero para el Servicio del  Desarrollo Humano Integral; la Sra. Flaminia Giovanelli, Subsecretaria del mismo Dicasterio y el P. Josh Kureethadam, S.D.B., Oficial del mismo Dicasterio.

El cardenal Turkson hizo hincapié en que la situación del medio ambiente es "grave" y se puede ver "también en Roma en agosto, o en África, en Detroit, en Nueva York.

Impacto y desafíos de la Laudato Si’

A lo largo de las dos jornadas, habrá varias ponencias que tratarán sobre el impacto y los desafíos que plantea esta encíclica papal.

Por otra parte, se procederá al análisis de las principales líneas de acción que se han puesto en marcha en estos últimos años para garantizar un auténtico “cuidado de la Casa Común”; tanto a nivel individual como a nivel de comunidad local, regional, nacional e internacional, poniendo especial atención en aquellas minorías poblacionales, más vulnerables y desprotegidas como lo son los pueblos originarios.

Al final del acto estará a disposición de los periodistas para eventuales preguntas el Sr. Tomás Insúa, director ejecutivo del Global Catholic Climate Movement, asociado en la organización de la Conferencia internacional, y algunos representantes del GCCM.

¿Estamos cuidando nuestra Casa Común?

La encíclica Laudato Si’ es una reflexión sobre el cuidado de la creación, centrada en el planeta Tierra como Casa Común y lugar en el que vive toda la humanidad. Se divide en seis capítulos en los que defiende la naturaleza, la vida animal y las reformas energéticas.

En ellos, el Santo Padre realiza una crítica mordaz del consumismo y el desarrollo irresponsable con un alegato en favor de una acción mundial rápida y unificada “para combatir la degradación ambiental y el cambio climático”.