Día Mundial del Medio Ambiente: Por un planeta sin contaminación del aire

05.06.2019 10:43

Aunque el mensaje de Naciones Unidas para este año se centra en la contaminación del aire destacando como causas los usos domésticos, la industria, el transporte, la agricultura y los desperdicios, existen otros tipos de contaminación, que afectan a nuestra salud y al medio ambiente. Hoy queremos destacar la contaminación electromagnética. Los teléfonos móviles y las antenas de telefonía de las que se sirven son unas de las principales fuentes de campos electromagnéticos que, además de suponer un desafío ambiental, impiden llevar una vida normal a personas con menor tolerancia a estos campos. La comunidad científica lleva años recogiendo datos sobre las consecuencias de esta contaminación electromagnética en nuestra salud. Piden reiteradamente que se aplique el principio de precaución de la OMS ya que las normas existentes no tienen en cuenta las exposiciones repetidas, prolongadas o la creciente intensidad de radiación (tecnología 5G en la actualidad). Un ejemplo de aplicación de este principio son las compañías aseguradoras que excluyen de las pólizas de responsabilidad civil, que contratan con las operadoras, los posibles daños para la salud de los campos electromagnéticos.

 

Ciudades europeas están luchando para no convertirse en laboratorios experimentales de este tipo de radiaciones:

- Ginebra veta el 5G hasta que se demuestre que "no es perjudicial para la salud"

- Bruselas detiene el desarrollo del 5G por los efectos sobre la salud

- Segovia, ciudad piloto para la implantación de esta tecnología, acoge una jornada crítica con la 5G

 

Profundizando en otros abusos sociales y medioambientales que se comenten en la fabricación de los teléfonos móviles, desde la campaña "Si cuidas el planeta, combates la pobreza", de «Enlázate por la Justicia», desvelamos en este Día Mundial la historia de sangre que se oculta detrás de estos dispositivos tan cotidianos.