La sociedad civil pide una legislación de debida diligencia ambiental y de derechos humanos

03.10.2019 12:46

El 3 de octubre, ochenta y ocho organizaciones de la sociedad civil y sindicatos  firmaron una declaración conjunta español (Inglés), exigiendo a la Unión Europea (UE) que introduzca en esta legislatura nueva legislación sobre responsabilidad empresarial para que las empresas tengan la obligación de respetar los derechos humanos y el medioambiente en sus operaciones. La declaración supone un hito en la colaboración entre organizaciones de la sociedad civil en el ámbito de la empresa y los derechos humanos en Europa.

 

Décadas de “responsabilidad social corporativa” de carácter voluntario no han servido para proteger los derechos humanos de forma adecuada. Problemas graves como el trabajo infantil, la deforestación, el trabajo forzoso y la vulneración de derechos de los trabajadores siguen siendo sistémicos en muchos sectores. Y en 2018, 321 activistas medioambientales y de derechos humanos fueron asesinados en todo el mundo, el mayor número registrado nunca.

 

La legislación actual y las políticas de la UE son insuficientes, por lo que las organizaciones firmantes piden un marco obligatorio de debida diligencia en medioambiente y derechos humanos para empresas e instituciones financieras que operen o que ofrezcan un servicio en la UE. La legislación debería establecer la obligación de respetar los derechos humanos y el medio ambiente y exigir a las empresas que identifiquen, prevengan, mitiguen y se hagan responsables de los abusos y consecuencias negativas de sus actividades y las de sus subsidiarias, incluyendo su cadena de suministro. La legislación debería hacer a las empresas legalmente responsables y facilitar el acceso de las víctimas a la justicia. Legislación obligatoria ya se ha aprobado en Francia y está aprobándose o discutiéndose en otros varios países.

 

Durante los exámenes a los futuros comisarios de la Comisión Europea en los días pasados, algunos miembros del Parlamento Europeo preguntaron al futuro Comisario de Justicia, Didier Reynders, sobre los planes de la Comisión en la puesta en marcha de la debida diligencia. El Sr. Reynders tomó nota de que este era un tema central para el Parlamento y señaló que claramente los compromisos voluntarios de las empresas no eran suficientes y que habría que ir más allá en el ámbito legislativo. Afirmó que examinaría el documento firmado por las organizaciones de la sociedad civil  y que tendría que haber una discusión para ver como se puede avanzar en este ámbito.

 

Fuente: Amnistia Internacional