7 activistas por la paz enfrentan 25 años de prisión por tomar medidas pacíficas en una base de submarinos nucleares de EE. UU.

7 activistas por la paz enfrentan 25 años de prisión por tomar medidas pacíficas en una base de submarinos nucleares de EE. UU.

El 7 de agosto de 2019, siete activistas por la paz de religión católica, que enfrentan hasta 25 años en la prisión de los EE. UU. por su acción simbólica y no violenta en la Base Submarina Naval de Kings Bay en abril de 2018, tienen que comparecer ante la corte federal. La Campaña Internacional para Abolir las Armas Nucleares reitera que se desestimen todos los cargos contra estas personas que actuaron pacíficamente.

 

El 4 de abril de 2018, en el 50º aniversario del asesinato de Martin Luther King, el grupo de activistas irrumpió en la base submarina naval de Kings Bay en St Marys, Georgia, EE. UU., que alberga seis submarinos Trident con cientos de armas nucleares. Muchas de estas armas tienen hasta 30 veces el poder explosivo de la bomba que destruyó la ciudad japonesa de Hiroshima en 1945. Una vez dentro, el grupo desfiguró símbolos y un monumento a la guerra nuclear y pintó lemas de armas antinucleares con aerosol antes de entregarse pacíficamente al personal de seguridad.

 

El grupo basó su acción en un sentido de convicción moral y de urgencia para terminar con las armas nucleares, inspirándose en Isaías 2, 4: “Juzgará entre las gentes, será árbitro de pueblos numerosos. Forjarán de sus espadas azadones, y de sus lanzas podaderas. No levantará espada nación contra nación, ni se ejercitarán más en la guerra”. Esta acción continúa una larga historia de acciones simbólicas no violentas similares en todo el mundo. Personas del movimiento Plowshares (Reja de Arado) han "desarmado simbólicamente” armas nucleares en unas 100 ocasiones distintas desde la década de 1980.

 

El grupo de activistas invita a unirse a coaliciones globales que trabajan para promover la adhesión de los gobiernos al Tratado de Prohibición de Armas Nucleares y la plena implementación del mismo, y a realizar otros esfuerzos para lograr un mundo libre de armas nucleares, como las campañas de desinversión.

 

Estas personas son conocidas como miembros generosos y afectuosos de sus comunidades, con edades comprendidas entre 55 y 78 años, han pasado décadas defendiendo el bien social.

Leer más (inglés)