Beyond the bomb: la exclusión global de los productores de armas nucleares

Beyond the bomb: la exclusión global de los productores de armas nucleares

El presente informe define 77 instituciones financieras que presentan políticas que limitan las inversiones en productores de armas nucleares. Esto representa un aumento de 14 nuevas instituciones comparado a la última actualización del mismo informe. De estas 77 instituciones, 36 tienen políticas que eliminan por completo dichas actividades y figuran en la categoría Hall of Fame (primera categoría). Por otro lado, 41 instituciones tienen políticas que no son tan completas y que figuran en la categoría Runners-Up (segunda categoría).

 

El número de instituciones financieras con políticas públicas que excluyen de forma explícita las armas nucleares y otras armas controvertidas sigue aumentando. Las instituciones financieras que figuran en las dos categorías citadas anteriormente han aumentado de forma considerable: de 35 en 2014 a 54 en 2016 (año anterior a la adopción del Tratado sobre la Prohibición de Armas Nucleares) y 77 en este informe. El número creciente de instituciones financieras que figuran en este informe permite hacernos una idea de lo que se está convirtiendo en la nueva norma en el sector financiero. Además del aumento de políticas específicas, la aplicación total de estas últimas es cada vez más habitual. Esto permite reconocer el papel que tienen las instituciones financierasenla lucha contra la producción de armas inhumanas.

 

Categoría Hall of Fame

 

En la categoría Hall of Fame figuran las instituciones financieras que han adoptado, implementado y publicado políticas que previenen, totalmente, la implicación con las compañías productoras de armas nucleares. Son 36 las instituciones financieras que tienen políticas públicas exhaustivas en su enfoque y aplicación. Las instituciones financieras de esta categoría tienen su sede en Australia, Dinamarca, Alemania, Italia, Luxemburgo, Países Bajos, Noruega, Suecia, Suiza, Reino Unido y Estados Unidos.

 

El número total de instituciones financieras en esta categoría ha pasado de ser 23 en el informe de 2018 a 36 en el informe presente con 9 instituciones financieras nuevas:

- ABP (Países Bajos)

- Alternative Bank Schweiz (Suiza)

- APG (Países Bajos)

- Bank Australia (Australia)

- Bank fürKirche und Caritas (Alemania)

- bpfBOUW (Países Bajos)

- Ethos (Suiza)

- Stichting Pensioenfonds voor de Woningcorporaties (Países Bajos)

- Zevin Asset Management (Estados Unidos)

 

5 instituciones han subido desde la segunda categoría Runners-Up. Estas instituciones ascendieron de categoría tras el chequeo de implementación que demostró su desvinculación total con productores de armas nucleares:

- Andra AP-Fonden (AP2) (Suecia)

- DNB (Noruega)

- Fjärde AP-Fonden (AP4) (Suecia)

- Första AP-Fonden (AP1) (Suecia)

- KLP (Noruega)

 

Las políticas de cada institución de la categoría Hall of Fame están sometidas a un riguroso análisis. Solo las instituciones financieras con políticas públicas pueden ser candidatas para su inclusión. Una institución también puede entrar en la primera categoría si sus políticas se aplican a cualquier tipo de productor de armas nucleares en todo el mundo, excluyéndoles así de todos los servicios de las instituciones financieras.

 

Las inversiones no son neutras, la financiación y la inversión son decisiones activas, basadas en una clara evaluación de la compañía y de sus objetivos. Las instituciones financieras demuestran de forma activa el estigma asociado con estas armas de destrucción masiva mediante la adopción de políticas públicas que prohíban la inversión en la industria de las armas nucleares.  Esperamos que la categoría Hall of Fame sirva de inspiración para muchas otras instituciones financieras.

 

Categoría Runners-Up

 

Con una institución más comparado a las cifras del año pasado, la categoría Runners-Up destaca otras 41 instituciones financieras que han dado un paso más para excluir los productores de armas nucleares de sus inversiones, pero cuyas políticas no son tan exhaustivas en la prevención de todo tipo de participación con las compañías de armas nucleares. Las instituciones financieras de esta categoría tienen su sede en Bélgica, Canadá, Dinamarca, Francia, Alemania, Italia, Luxemburgo, Países Bajos, Nueva Zelanda, Noruega, España, Suecia, Suiza, Reino Unido y Estados Unidos.

 

Hay 2 nuevas instituciones en el informe: Domini (Estados Unidos) y Deutsche Bank (Alemania). Una institución financiera bajó de puesto desde la categoría Hall ofFame: Pensionfund AP7 (Suiza), cuyas políticas públicasexhaustivashacían que figurase en la primera categoría en los informes anteriores pero que, sin embargo, un chequeo de implementación mostró que posee acciones en uno de los productores identificados de armas nucleares.

 

La segunda categoría es inevitablemente más amplia. Podemos encontrar desde instituciones financieras con políticas que podrían ser candidatas para entrar en la primera categoría, hasta instituciones con políticas que siguen permitiendo una inversión considerableen productores de armas nucleares. Por este motivo se clasifican en un rango de cuatro estrellas para ilustrar la exhaustividad de sus políticas. Asimismo, se incluyen las políticas con una estrella para demostrar que existe un largo y tendido debate entre las instituciones financieras sobre la inclusión del criterio de las asociaciones de armas nucleares en sus estándares de inversión socialmente responsable. A pesar de ser muy diferentes entre ellas, todas estas políticas comparten la idea de que la participación en la producción de armas nucleares resulta, de una forma u otra, un tema controvertido.

 

La identificación de políticas que pueden incluirse en este informe se basa en recomendaciones. El informe no pretende representar un análisis de todas las políticas de instituciones financieras relacionadas con las armas, sino que más bien ofrece una idea general. Aquellos en posición de recomendar políticas adicionales que puedan incluirse están invitados a hacerlo. Con un porcentaje significativo de inversiones en fondos con criterios medioambientales, sociales y de gobernanza, junto con la entrada en vigor anticipada del Tratado sobre la Prohibición de las Armas Nucleares, se puede estimar que el número de políticas que excluyen a los productores de armas nucleares aumentará de forma considerable en los próximos años.

 

Tabla Runners-Up

Recoge las políticas imperfectas de 41 intituciones financieras. Se encuentra al final del este enlace.