Boletín nº 42 Un tratado para la prohibición del armamento nuclear

Boletín nº 42 Un tratado para la prohibición del armamento nuclear

Junio 2017

 

Queridos amigos, queridas amigas,

 

A finales de marzo el papa Francisco dirigió un Mensaje a la Conferencia de la ONU para negociar un Tratado internacional de prohibición de las armas nucleares conducente a su total eliminación. En él mostró preocupación ante «las catastróficas consecuencias humanitarias y ambientales que se producen con el empleo de cualquier tipo de arma nuclear, con devastadores efectos indiscriminados e incontrolables en el tiempo y en el espacio». Esperamos que las negociaciones sobre el tratado que continúan desde el 15 de junio lleguen a buen puerto y que los gobiernos, incluido el nuestro, sean capaces de atender el clamor de cuantas personas anhelamos un futuro de paz y justicia para la humanidad.

 

La falta de respuestas a la situación de las personas refugiadas, por parte de las erráticas políticas de migración y asilo de la UE así como de los Estados miembro, ha hecho que la Comunidad de San Egidio, junto a otras instituciones, idearan la alternativa de los corredores humanitarios para recibir a las personas desplazadas por la violencia  de extrema gravedad. Personas que de no recibir apoyo tendrían una muerte segura  al encontrase atrapadas entre la interminable burocracia de los procedimientos administrativos, las fronteras militarizadas  y la trampa mortal de las mafias.

 

Desde la Comisión General de Justicia y Paz hemos celebrado, del 31 de marzo al 1 de abril, nuestra jornada anual en la Fundación Pablo VI de Madrid bajo el título “Si cuidas el planeta, combates la pobreza”. Nos reunimos más de 60 asistentes de todos los lugares de España.  

 

El papel de los Estados en el desarrollo de nuevos modelos económicos y sociales es fundamental, garantizando los derechos humanos y empoderando a la sociedad civil. El Gobierno español elaboró en 2014 un Plan Nacional en línea con el informe de los Principios Rectores sobre Empresa y Derechos Humanos, aprobado por el Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas. Desde entonces quedó pendiente de aprobación, tratando este año de sacar adelante el Plan para optar a la presidencia del Consejo de Derechos Humanos en otoño de 2017.

 

En la contraportada se resume el trabajo de las distintas iniciativas y actividades en las que hemos participado desde abril junto a otras organizaciones eclesiales y sociales: el proceso Quorum Global, propuesto desde la Coordinadora de ONGD para el Desarrollo; la campaña de adhesión al manifiesto de Iglesia por el Trabajo Decente; la iniciativa Enlázate por la Justicia con la vigilia de oración Pascual; y el segundo seminario sobre el derecho humano a la libertad religiosa, celebrado en Sevilla, en el que dialogaron católicos, budistas, ortodoxos, musulmanes y judíos. Para terminar nos gustaría desearos unos felices días de descanso durante este verano.

 

Saludos cordiales,

 

Isabel Cuenca Anaya
Secretaria General