Declaración sobre armas nucleares de la Conferencia Episcopal Canadiense

Declaración sobre armas nucleares de la Conferencia Episcopal Canadiense

© GlebSStock / Shutterstock.com. Representación artística de una explosión nuclear a lo lejos con un niño mirando en el primer plano.

 

Ante el Día Internacional para la Eliminación Total de las Armas Nucleares de las Naciones Unidas, 26 de septiembre, la Conferencia Episcopal de Canadá quiere hacer un llamamiento sobre los crecientes peligros que entrañan las armas nucleares para la humanidad. La directora del Instituto de las Naciones Unidas de Investigación sobre el Desarme ha declarado que el riesgo de una guerra nuclear es “más alto que nunca desde la Segunda Guerra Mundial”, comentario realizado poco después de que el papa Francisco hablara de “una nueva temporada de confrontación nuclear inquietante”. El Secretario General de las Naciones Unidas avisa de que “estamos a un solo error mecánico, electrónico o humano de una catástrofe que podría erradicar ciudades enteras del mapa”. Todavía existen nueve países que poseen 14.465 cabezas nucleares: uno de los mayores desafíos morales de nuestros tiempos. En nombre de todos los obispos católicos de nuestro país, apoyamos plenamente al papa Francisco en su fuerte condena a las armas nucleares.

 

Leer y descargar la declaración