Segundo domingo de Adviento 2018

Segundo domingo de Adviento 2018

CONVERSIÓN

Este segundo domingo de Adviento incide en la conversión.

Juan es el primero que predica “un bautismo de conversión para el perdón de los pecados”. (Lc 3, 1-6)

     “La conversión concierne a quien de ateo se vuelve creyente, de pecador se hace justo, pero nosotros no tenemos necesidad, ¡ya somos cristianos!” “Pensando así, no nos damos cuenta de que es precisamente de esta presunción de lo que debemos convertirnos”.

(Papa Francisco. (6-12-2015)

 

    Es el gran peligro que a todos nos acecha, creyendo que como cristianos ya estamos justificados y por ello, somos insensibles a situaciones de injusticia. Sin  esforzarnos personalmente en atender las necesidades, morales o materiales que están sufriendo otras personas. 

    La Asamblea General de las Naciones Unidas  "decide que, a fin de aumentar la sensibilización respecto de la corrupción, así como del papel que puede desempeñar la Convención para combatirla y prevenirla, se proclame el 9 de diciembre, Día Internacional contra la Corrupción", cuyo delito es la transgresión de las normas legales y los principios éticos.

Refiriéndose a ella, el Papa dice “es un proceso de muerte”, que se ha vuelto habitual en la sociedad y, sigue diciendo: “es un mal más grande que el pecado” (Discurso a la Delegación de la Asoc. Internacional de Derecho Penal. 23-10-2014.).

Existen causas internas y externas para este tipo de actos tan extendidos en nuestras sociedades, a nivel individual, colectivo, social y político.

  • Las primeras se dan por la falta de una conciencia social y un espíritu de servicio al anteponer el beneficio personal.
  • Las segundas las ampara, la impunidad, la concentración del poder o el corporativismo, entre otras.

San Pablo en su carta a los Filipenses nos dice: “Siempre que rezo por vosotros lo hago con gran alegría… Y esta es mi oración: que vuestro amor siga creciendo más y más en penetración y sensibilidad para apreciar los valores. Así llegaréis al día de Cristo limpios e irreprochables, cargados de frutos de justicia”.  Leer completa y descargar