El Parlamento español acoge la aprobación del TPAN

El 21 de diciembre, la Comisión de Asuntos Exteriores del Congreso de los Diputados de España adoptó una resolución en la que acogía con satisfacción el Tratado de Prohibición de las Armas Nucleares (TPAN) y lo reconocía como un esfuerzo para avanzar hacia la paz, la seguridad y el desarme.

La resolución fue aprobada con 20 votos a favor, 14 en contra y 1 abstención.
"El Congreso de los Diputados insta al Gobierno español a:

  1. Acoger con satisfacción la aprobación del Tratado de Prohibición de Armas Nucleares de las Naciones Unidas aprobado en 2017 y que entrará en vigor en breve, como un esfuerzo para avanzar hacia la paz, la seguridad y el desarme.
  2. Seguir trabajando, en el marco de los organismos internacionales multilaterales de los que es miembro, así como en el marco de las relaciones bilaterales con otros Estados para contribuir al proceso de desarme nuclear, como viene haciendo a través de sus participaciones en la iniciativa de Estocolmo y en el marco del Tratado de No Proliferación. "

"Este es un paso que el Parlamento español acoge, y como sabemos que hay mucho apoyo entre el pueblo español para unirse al tratado, esperamos trabajar con el Gobierno para dar pasos adicionales en esta dirección" dijo Jordi Armadans de Fundipau, una organización socia de ICAN en España.

Esta resolución llega sólo una semana después de que la sede de la OTAN emitiera una declaración de rechazo al Tratado, plagada de errores y tergiversaciones deliberadas. Muestra que a pesar de la presión de la sede de la OTAN, los puntos de vista nacionales sobre el Tratado difieren.

"Hay un intento por parte de los funcionarios de la OTAN de presentar a la alianza como unida en su apoyo a las armas de destrucción masiva, pero el hecho es que muchos Estados miembros de la OTAN no están totalmente de acuerdo con esas políticas", dice Beatrice Fihn, directora ejecutiva de ICAN. "Esta resolución del Parlamento español muestra que el TPAN tiene mucho apoyo, tanto del público como de los políticos."

Además de la resolución del Parlamento, tres ex ministros de asuntos exteriores españoles - Ana Palacio, Javier Solana y Carlos Westendorp - firmaron conjuntamente una carta abierta en septiembre de 2020 en la que se pedía a los actuales líderes que "mostraran coraje y audacia - y se unieran al Tratado". Solana es también ex secretario general de la OTAN. Varias ciudades, incluyendo Barcelona, también han instado al Gobierno a firmar y ratificar el Tratado.

Este impulso se refleja en otros Estados de la OTAN como Bélgica, donde la nueva declaración del gobierno belga adoptada en noviembre incluye un nuevo y positivo enfoque del TPAN, y una reciente encuesta muestra que el 77% de los belgas apoyan la adhesión al Tratado, y el 66% está a favor de que Bélgica sea uno de los primeros Estados de la OTAN en firmar el Tratado y resistir la presión de los Estados Unidos